20 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Les llegó el día al príncipe Alberto y Charlene Wittskock

29 de junio de 2011
29 de junio de 2011

alberto de monaco

Mónaco. AFP. Mónaco espera que el enlace entre el príncipe Alberto y su novia, Charlene Wittstock, sea un acontecimiento feliz en la familia reinante, los Grimaldi. Su historia ha estado marcada por muertes, escándalos y matrimonios fracasados.

Tras la dramática muerte de la princesa Grace -una leyenda de Hollywood que se convirtió en la más bella princesa del siglo XX-, el 14 de septiembre de 1982, las luces de los reflectores han seguido constantemente a sus tres hijos, y los reportes no han aportado alegría al Principado.

Por eso los monegascos sueñan que el matrimonio de Alberto II, segundo hijo del príncipe Rainiero y la princesa Grace, con la ex campeona de natación olímpica sudafricana, sepultará por fin lo que algunos han llamado “la maldición de los Grimaldi”.

La saga de la familia Grimaldi -una de las familias reales más longevas- ha dado lugar a ríos de tinta, y la prensa del corazón ha cubierto cada drama, cada noviazgo, cada escándalo protagonizado por sus miembros.

El momento más trágico de esta saga ha sido la muerte en un accidente automovilístico de la princesa Grace, cuya boda con el príncipe Rainiero el 19 de abril de 1956 hizo soñar al mundo entero, que siguió también con ilusión los primeros pasos de los tres hijos de la pareja real: Carolina, Alberto y Estefanía.

El matrimonio civil será el 1 de julio en el Salón del Trono del palacio principesco, a las cinco de la tarde hora local. Será una ceremonia íntima pero se podrá seguir a través de pantallas gigantes en la Plaza del Palacio.

Al día siguiente, se celebrará la ceremonia católica al aire libre en el Patio de Honor de la residencia. Charlene se convirtió al catolicismo para poder casarse.

Pero los festejos comenzarán el jueves con un concierto del grupo Eagles en el estadio de fútbol Luis II, al que asistirán los novios, y al que están invitados todos los ciudadanos y residentes.

Los invitados

Ni el rey Juan Carlos de España ni los príncipes Felipe y Letizia acudirán a la boda del príncipe Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock.

Durante las ceremonias de la boda estará prohibido sobrevolar el Principado de Mónaco.