14 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“La Constitución no es sólo un texto que puede cambiarse al vaivén de las circunstancias”:Procurador

16 de junio de 2011
16 de junio de 2011

Resaltando el valor de la autocrítica en el escenario académico, el Procurador General de la Nación recordó que se ha realizado un centenar de intentos por reformar la Constitución de 1991 y en decenas de ocasiones ese fin se ha logrado.

“La Constitución al día de hoy tiene más reformas que años”, sentenció, valorando la responsabilidad que implica el cambiar la Carta Magna.

“Una Constitución y en rigor, cualquier institución, no debe reformarse o cambiarse sólo porque se tiene el poder para hacerlo, como si se tratase de un capricho (…) El cambio o la reforma debe tener una sólida justificación, pues de una parte debe demostrarse su necesidad y de otra debe demostrarse su utilidad. No se trata de cambiar de cualquier manera”.

El doctor Ordóñez también abordó mecanismos conocidos y aplicados por el país en 20 años de vigencia de la actual Constitución. Frente a la acción de tutela, puso en la balanza los intereses particulares y generales, así como los riesgos que implica la interpretación que hacen de ellos los operadores de justicia.

“El control de constitucionalidad concreto, el que no se hace en el elevado plano de cotejar la Constitución con la Ley, sino que aterriza en casos de la vida diaria de la persona, en los cuales están involucrados sus derechos, y que se ejerce en virtud de la Tutela, ha generado importantes cambios en nuestra tradición constitucional. Se puede abusar de la Acción de Tutela y por desventura sí ocurre, pero es innegable que se trata de una institución muy importante en la vida común”.

El Procurador General también se pronunció sobre el Estado de cosas Inconstitucional, resaltando lo poco que se conoce al respecto y las amplias competencias que otorga a la Corte Constitucional. El llamado del Jefe del Ministerio Público fue por una acción conjunta y coordinada de las autoridades del Estado para enfrentar los graves problemas que enfrenta y puede enfrentar el país.

“Al declarar un estado de cosas inconstitucional, que se parece mucho a un estado de emergencia, la Corte asume para sí la competencia de hacer cumplir su decisión e incluso, de irla modificando en el tiempo por medio de sus autos. Bajo el estado de cosas inconstitucional la Corte da órdenes y hace seguimientos de las mismas por medio de audiencias y de múltiples providencias”.

En el foro “Controversias Constitucionales”, realizado por el Instituto de Estudios del Ministerio Público (IEMP) para para conocer, reflexionar y debatir sobre asuntos polémicos a propósito del vigésimo aniversario de la actual Constitución Política, el Procurador General aplaudió la pluralidad ideológica y política que inspiró la Asamblea Nacional Constituyente de 1991.

“Hace ya 20 años se conformó una Asamblea Constituyente con el propósito de elaborar una nueva Constitución. Se intentó construir un pacto en el que todos cupiéramos, un pacto en el cual la base del acuerdo fue el consenso, el consenso sobre los principios fundamentales. Estos 20 años pueden ser una ocasión feliz para reflexionar sobre ella, para hacer ese ejercicio de autocrítica que es tan necesario en la vida individual y en la vida común”.