22 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Investigación importante sobre la Toxoplasmosis en el Quindío

24 de junio de 2011
24 de junio de 2011

Esta infección puede pasar desapercibida al nacimiento o dar síntomas similares a otras infecciones por lo cual es necesario realizar pruebas diagnósticas específicas. La importancia de detectarla es que el tratamiento puede traer beneficio y reducir las complicaciones, sobre todo a nivel de
la función visual. En Colombia varios estudios en población con déficit visual han
encontrado que es la segunda causa de ceguera congénita. Entre el mes de marzo de 2009 y mayo de 2010, se recolectaron 15 mil 333 muestras de sangre de cordón umbilical en 19 hospitales y se aplicaron varios métodos para determinar marcadores de riesgo para esta infección.
Se encontraron 15 niños con la infección congénita, ocho eran asintomáticos y se les inició tratamiento. De los ocho niños sin síntomas, tres tuvieron tratamiento en el embarazo. En contraste, ocho niños tenían síntomas diversos, ninguno de ellos fue diagnosticado durante el embarazo y ninguno recibió tratamiento antes del nacimiento, y tres de ellos fallecieron como consecuencia de complicaciones de la infección.

Los pediatras no sospechaban a la toxoplasmosis como causa de los síntomas en estos niños y sí no se hubiera hecho el programa de tamización no se hubieran detectado. Este estudio permitió demostrar que existen ciudades en Colombia con mayor frecuencia de marcadores de riesgo para la infección congénita que otras. Florencia (Caquetá) y Armenia (Quindio) tuvieron los porcentajes más altos (3 y 6 por cada 100 nacidos vivos, respectivamente). Bogotá, Barranquilla y Bucaramanga tuvieron porcentajes intermedios (1, 2 y 1 por 100 nacidos vivos respectivamente). Cúcuta y Riohacha tuvieron los porcentajes más bajos (5 y 7 por 1.000 nacidos vivos respectivamente).