23 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Huelga de «piernas cruzadas» en Nariño para llamar la atención del Gobierno

24 de junio de 2011
24 de junio de 2011

Se trata de una singular forma de exigirle al Gobierno Nacional la conclusión de las obras de pavimentación de 57 kilómetros del tramo Junín – Barbacoas, considerado uno de los más peligrosos por el deterioro que presenta.

La jueza Maribel Silva, una de las líderes de la protesta  dijo que la huelga que en principio fue asumida como un acto folclórico, pero que ya está tomando la seriedad que amerita por ser un reclamo de los pobladores.

Por lo menos unas 250 mujeres participaron de una marcha por la población luciendo brazaletes 'por amor a Barbacoas' y manteniendo su firme decisión de no tener relaciones sexuales con sus parejas hasta que no se asuma una respuesta eficaz frente a esta solicitud.

El tramo Junín – Barbacoas, que aún resta por pavimentar, presenta un crítico panorama al punto que un vehículo de carga o pasajeros se tarde entre 12 y 14 horas para cubrir los 57 kilómetros de recorrido, incluso el mal estado de la vía le ha ocasionado la muerte a más de una decena de pacientes que son trasladados desde Barbacoas a centros asistenciales de Pasto.

Las mujeres manifestaron su voluntad de mantener la protesta hasta alcanzar su objetivo, mientras que los hombres señalan que prefieren soportar una huelga de hambre y no la de "piernas cruzadas".

Hombres de Barbacoas se declaran afectados por la huelga de "piernas cruzadas"

Fener Angulo, habitante de Barbacoas, señaló que a pesar de este castigo sexual, están dispuestos a apoyar a sus mujeres en esta peculiar forma de manifestar su rechazo por la demora en las obras de construcción de la mencionada vía.

El fútbol, nadar en el río, visitar los amigos, el baile y el sexo, son las pocas diversiones que tienen los habitantes de Barbacoas, quienes viven aislados por el pésimo estado de su principal vía de acceso
Diego Enríquez, uno de los organizadores de la protesta, confirmó que el impacto por la huelga de "piernas cruzadas" en los hombres de esa población es evidente, pues muchos ya sienten los efectos físicos y exigen que el Gobierno actué cuanto antes para no verse perjudicados.

La abstinencia sexual es calificada por los hombres de Barbacoas como un castigo inmerecido, pues según ellos, la culpa de la corrupción y la poca inversión del Gobierno Nacional, la tienen quienes administran el municipio.