20 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Hasta las vías se venderán en San José.

27 de junio de 2011
27 de junio de 2011

Como lo señalaron en la exposición de motivos que acompañó el acuerdo y que me dio a conocer gentilmente la concejal del Polo Adriana Arango, la alcaldía pretende “el retiro del servicio de todas y cada una de las vías que allí existen” y, aunque el proyecto fue retirado ante las protestas de habitantes y comerciantes del Parque Liborio -uno de los sectores más afectados con la determinación-, el alcalde sigue interesado en la presentación del proyecto ya que este le permite agrandar, aumentar las áreas que, una vez construido el par vial Avenida Colón, se englobarán nuevamente y conformarán la llamada Zona Mixta.

Y ¿cuál es la importancia de agrandar la llamada Zona Mixta? El asunto es sencillo. La Zona Mixta será el área, en el nuevo espacio y trazado urbano de la comuna San José, en el que se desarrollarán los proyectos de construcción de vivienda que, sin duda, serán el filón de los negocios de quienes administren el programa de renovación y la venta de los predios que de allí se derivan. Por eso, el afán del alcalde para que el Concejo conceda autorización para declarar todas las vías existentes parte de los planes parciales de ordenamiento urbano y acordar la nueva cuadrícula con las nuevas vías y el rango de importancia de las mismas, al igual que definir los espacios dedicados a parques y demás obras de amoblamiento urbano que se tendrán en ese sector de la ciudad.

Definir y conocer el detalle de lo que la ciudad en manos de este alcalde defina, le permitirá a él y a quienes tienen como objeto los negocios de finca raíz y urbanismo, disponer de una herramienta básica para acceder posteriormente a los terrenos en los cuáles se adelanten nuevas urbanizaciones o construcciones comerciales o de servicios.

Uno de los asuntos sobre los que llamo, desde ya, la atención de las gentes de bien de Manizales, es que estén alerta con los negocios que adelante la administración municipal, sea la actual o la próxima, con la venta de predios en ese sector de la ciudad. Debe estarse atento a los mecanismos, los precios y demás asuntos que garanticen que no se hagan malos negocios para el municipio, evitando que los avivatos terminen haciéndose a las mejores tierras, a menos precio, y en complicidad con funcionarios del Estado.

La ganancia, que hace el municipio en el valor de la tierra, es mucha. La misma se derivaba de sacar a los más pobres de sus terruños, pagándoles a menos precio sus propiedades y de invertir una inmensa suma de dinero en las nuevas vías y obras que se realizan en la comuna. Pero esa abultada ganancia corre el riesgo de no quedar en manos del municipio, ni siquiera que le permita pagar el sobre endeudamiento adquirido por la ciudad.

Es posible que, mediante todo tipo de maniobras y trapisondas, quienes han mangoneado la ciudad en las últimas administraciones y que tienen no pocos procesos en los juzgados penales, quieran hacerse a los mejores predios a través de testaferros o ellos mismos para que el lamentable macro proyecto termine en lo que muchos señalamos: Miles de familias expropiadas, viviendo lejos de su hábitat tradicional, las mejores tierras en manos de unos cuantos “bacalaos” y de los pulpos de la construcción y los negocios inmobiliarios. No sería extraño que unos pocos terminen haciendo su agosto no sólo con los terrenos tradicionalmente dedicados a vivienda, sino que hasta las calles de la comuna, vendidas a menos precio, les sirvan para apalancar su riqueza y sus negocios.

Manizales,junio de 2011