21 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El tope a la gasolina no baja sus precios y arruina a los minoristas

27 de junio de 2011
27 de junio de 2011

jorge enrique robledo

El gobierno decidió perseguir a los empresarios nacionales y no tocar el enorme negocio de las trasnacionales, pues la gasolina se sigue cobrando como si se importara desde Estados Unidos, señaló el congresista.

Robledo recordó que en Colombia un galón de gasolina corriente hoy cuesta 4,7 dólares y en Estados Unidos 3,6 dólares. Con el agravante, agregó, que allá el ingreso por habitantes es nueve veces mayor al de aquí. Este fenómeno se debe a que el gobierno cobra la gasolina como si la importara, le pone impuestos confiscatorios y obliga a los colombianos a consumir agrocombustibles costosísimos.

La medida, señaló Robledo, en la práctica reducirá los ingresos de los distribuidores minoristas y aumentará los costos financieros del negocio, lo que hará más difícil su supervivencia. El senador también anotó que esta política de aumento de los precios de los combustibles, además de golpear el bolsillo de millones de colombianos, crea más bases para que este estratégico negocio se concentre en monopolios y trasnacionales al igual que sucede con la distribución mayorista.

La consecuencia de la medida del Ministro Rodado, concluyó Robledo, es que el negocio se concentrará en las trasnacionales, las que en el futuro presionarán para recuperar con mayores precios de la gasolina lo “invertido” en la ruina de los pequeños y medianos propietarios de las estaciones de gasolina.