21 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El gobierno de los viejos

26 de junio de 2011
26 de junio de 2011

Ruiz es un jóven abogado, ama su causa ideológica, se encarama con brillantez en las tribunas,  ha sido un eficiente servidor cívico, tiene criterio independiente, conoce a fondo nuestro pueblo, ha visitado sus veredas, y son óptimas sus relaciones con los campesinos.  

Tenemos unos extraodinarios adversarios. Fabio Ospina Mejía es un calificado médico y Gabriel Zuluaga ha sido un meritorio servidor público. Jamás de los labios de un  dirigente conservador saldrá una sola palabra contra tan valiosos exponentes  del civismo aranzacita.
Nuestro lenguaje será siempre positivo y respetuoso, buscando lo mejor para esta querida tierra de nuestros mayores.
 
Obviamente habrá confrontaciones. Cada candidato tiene su programa de gobierno, defendido con ardor por sus seguidores. Cuando hay disputas  por las alcaldías, los ánimos son mercuriales, los tonos agudos, la palabra encendida, las tesis claras y  tajantes. 

Para José Miguel Alzate ser jóven es un lastre. Va con este escritor la senectud, el olor a naftalina, los reclinatorios para la vejez que se arrodilla, la tos persistente de los ancianos, el cansancio otoñal. Le hace objeciones a la juventud, mientras aplaude a quienes están en la antesala de la muerte. Advierto que esta reflexión genérica, nada tiene qué  ver con nuestros amigos, ahora ocasionales adversarios, por cierto varoniles, con físicos en todo su esplendor.

Simón Gaviria es una fantástica revelación  en la política nacional. Hace dos años, siendo un niño, irrumpió como parlamentario. El país ha quedado sorprendido de su madurez y  eficacia como congresista. Ahora mismo, busca ser electo como alcalde de Bogotá David Luna, un atrevido mocetón, que ya obtuvo el respaldo oficial del Partido Liberal. Alberto Lleras Camargo fue Ministro en la administración de Alfonso López Pumarejo cuando tenía  un poco más de veinte años. Su primo Carlos Lleras, fue Ministro de Hacienda antes de  cumplir los veinticinco.  Quien escribe este artículo fue diputado cuando aun estaba en pañales  y poco después fue Concejal de la Capital de la República. Y que no olvide mi querido José Miguel que me faltaron solo dos votos para ser Contralor General de Colombia cuando solo tenía dos décadas y media.  Si las teorías de mi admirado intelectual se impusieran en el país,  estaríamos gobernados solo por ancianos.

Hay qué  abrirle todas las puertas a la juventud. Ella es aire nuevo, ímpetu atrevido, reto al pasado, voluntad de cambio, alegría de vivir. La juventud es positiva, generosa, incansable, revolucionaria, constructora de futuros. Evelio Pérez Soto era un muchacho cuando se propuso ¡y lo logró!  fundar nuestro Club Miraflores. Javier Gómez Ocampo, todavía universitario,  creó e impulsó con  éxito la Cooperativa de la Cabuya. Fenibal Ramirez Serna, estudiante de medicina,  se tomaba todas las tribunas con sus catilinarias ardorosas  cuando llegaba aquí de vacaciones. Evelio Giraldo Ospina comenzó a ser cuajado  periodista, cuando muy jovencito le ayudaba a Eliud Osorio a editar la “Hoja Parroquial”. Excúseme el lector si retorno a la primera persona para recordar que estudiaba bachillerato en Salamina, cuando edité “El Flamígero”un  semanario político. El  mismo José Miguel Alzate era un caguetas cuando nos llenó de asombro con la precoz e inusitada maestría de su pluma.

El próximo alcalde de Aranzazu se llama Jorge William Ruiz. Le ganaremos en amistosa lid a Fabio Ospina Mejía y a Gabriel Zuluaga. Ellos son muy buenos candidatos, pero el mejor es el nuestro. Ruiz terminó su carrera de abogado, es un líder juvenil, quiere apasionadamente el pasado, el presente y el futuro de nuestro pueblo, tiene bagaje intelectual, mira la vida con ojos de conquistador. A su lado sentimos que aun corre, torren cial y avasalladora, la sangre por nuestras arterias. Ruiz nos estimula, nos impulsa, es nuestra bandera en esta batalla cívica. Lo acompañaremos por todas las veredas.  Ruiz es un sembrador de verdades. El niño David venció al corpulento Goliat.  Jorge William Ruiz repetirá esa historia bíblica.