24 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

EL FISCO NO ES UN BOTIN A REPARTIR

9 de junio de 2011
9 de junio de 2011

A cada momento recuerdo la frase famosa del Superintendente de Notariado y Registro Jorge Enrique Vélez, cuando al responder al presidente Juan Manuel Santos, sobre algunos procedimientos dudosos de la entidad a su cargo, le manifestó: “Presidente.. donde ponemos el dedo sale pus”.

Esta misma respuesta es la que están dando tácitamente los organismos de control del Estado tras examinar minuciosamente los procedimientos que se han seguido no solamente en el campo de la salud (EPS), del Ministerio de Agricultura, del Fosyga, de la Dirección de Estupefacientes, de la Alcaldía de Bogotá y de otras tantas entidades, donde la trampa en beneficio propio se volvió el pan de cada día.

Donde los entes de control ponen el dedo, sale porquería y se descubren nuevas triquiñuelas o engaños de quienes detentando alguna influencia, no escatiman esfuerzo alguno para llenar sus bolsillos

Pero como si esto no bastara, en los anaqueles de la Corte Suprema de Justicia, Consejo de Estado, Procuradurías, Personerías, Jueces y Fiscales especializados, reposan centenares de investigaciones contra funcionarios y ex funcionarios del orden nacional y regional, que siguieron el ejemplo de sus superiores con fines similares, es decir el enriquecimiento con los dineros del Estado.

Cómo es posible que en un tiempo no superior a tres años la Procuraduría ha sancionado a 823 alcaldes por procedimientos que se encuentran al margen de la ley?. Resulta increíble que en un término no mayor de un año hayan sido destituidos de sus cargos o inhabilitados gobernadores del Valle del Cauca,  Casanare, Bolívar, Magdalena, Putumayo y Arauca, para no citar sino unos pocos?.

Esto sin contar las investigaciones que se adelantan contra el Director del Club Militar por malos manejos de su administración, contra los fondos de reserva de las Fuerzas Armadas y los dudosos pagos de recompensas a informantes militares, etc.

Como si esto fuera poco, fueron llamados a investigación con orden de captura, Bernardo Moreno (ex secretario de la Presidencia de la República del gobierno de Alvaro Uribe), María del Pilar Hurtado (ex directora del DAS) “por hacer parte de una organización criminal para asediar Congresistas, Magistrados y Periodistas”, según la Fiscal General Vivian Morales.

Si le sumamos a toda esta escandalosa problemática la caótica situación por la que pasa Colombia con el invierno, no sé cual será el final de este país.

Aunque usted amigo lector no lo crea, yo nunca había visto cosa semejante en Colombia. Cada día un nuevo escándalo, cada día nuevos personajes involucrados en las investigaciones y cada día sintiendo la vergüenza de tener una dirigencia cuyo único interés es el de llenarse los bolsillos con el dinero de quienes pagamos impuestos, sin que importe el perjuicio que ello cause..

Aquí hay que hacer un par de recomendaciones:

Al gobierno que rectifique los procedimientos para ingresar a todos sus funcionarios a la nómina estatal para garantizar honestidad y a los funcionarios, que no se crean socios del gobierno para hacer y deshacer con los recursos del Estado.

El fisco no es un botín a repartir. Ese es un dinero aportado por todos los ciudadanos del que esperamos su mejor manejo.

Cómo es posible que funcionarios del Ministerio de Salud (Seguridad Social) se hayan confabulado con empresas prestadoras de salud (EPS) para desangrar las arcas poniendo en juego la salud de los colombianos?

A los responsables (léase irresponsables) de todo este manejo, debe aplicarse sin  excepciones ni contemplaciones todo el peso de la ley. Con la vida no se juega.