14 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aprueban en último debate reforma a las regalías

10 de junio de 2011
10 de junio de 2011

El presidente Juan Manuel Santos tuvo que intervenir y tras una reunión con los representantes de las regiones productoras, logró alienar a la Cámara para que votara a favor el acto legislativo de reforma a las regalías.

Entre los puntos aprobados, se destaca que las regiones productoras de minas seguirán percibiendo y manejando sus recursos de manera directa, en relación con los dineros derivados de las regalías.

Esta reforma constitucional creo algunos fondos, entre los que se destacan el de ahorro pensional territorial, el destinado a la ciencia, tecnología e innovación, y otros de ahorro y estabilización y de compensación regional.

La reforma a las regalías pasa a conciliación con el Senado y de ahí se va a firma en la Casa de Nariño, pero establece que el Gobierno ahora cuenta con un plazo de tres meses para presentar al Congreso un proyecto de ley que regule la explotación de los recursos naturales, la distribución, objetivo, fines, administración, ejecución y control de los ingresos provenientes de las regalías.

Las regalías que hoy perciben los departamentos y municipios por concepto de la explotación de los recursos naturales no renovables serán distribuidas entre todas las regiones del país, con una compensación especial para los productores, según la reforma constitucional aprobada en último debate por la Cámara de Representantes.

Según la norma, que modifica en extenso dos artículos de la Constitución, por iniciativa del gobierno la ley determinará la distribución, objetivos, fines, administración, ejecución, control, el uso eficiente y la destinación de los ingresos de regalías, sin que en ningún momento signifique la centralización de las decisiones, según el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverri.

Los ingresos del Sistema General de Regalías se destinarán al financiamiento de proyectos para el desarrollo social, económico y ambiental de las entidades territoriales; al ahorro para su pasivo pensional; para inversiones en ciencia, tecnología e innovación; para inversiones en educación; para la generación de ahorro público territorial; para la fiscalización de la exploración y explotación de los yacimientos y conocimiento y cartografía geológica del subsuelo; y para aumentar la competitividad general de la economía, según el texto aprobado.

Los departamentos, municipios y distritos en cuyo territorio se adelanten explotaciones de recursos naturales no renovables, así como los municipios y distritos con puertos marítimos y fluviales por donde se transporten dichos recursos o productos derivados de los mismos, tendrán derecho a participar en las regalías y compensaciones, así como a ejecutar directamente estos recursos.

Para el efecto se crean cuatro fondos especiales: uno de ciencia, tecnología e innovación; otro de desarrollo regional; un tercero para compensación regional, y finalmente uno de ahorro y estabilización.
El primero de dichos fondos se nutrirá del 10 por ciento de los ingresos del Sistema General de Regalías, el segundo con otro 10 por ciento y hasta el 30 por ciento para el de ahorro y estabilización.

De los demás recursos habrá unos aportes el Fondo de Compensación Regional y un 40% para el Fondo de Desarrollo Regional. Pero el dos por ciento de todo el Sistema se destinará para vigilar y fiscalizar, por parte del ministerio de Minas, la exploración y explotación de los yacimientos, y el conocimiento y cartografía geológica del subsuelo.

Los Fondos de Ciencia, Tecnología e Innovación y de Desarrollo Regional tendrán como finalidad la financiación de proyectos regionales acordados entre las entidades territoriales (departamentos, municipios y distritos) y el Gobierno Nacional. Los del Fondo de Compensación Regional se destinarán a la financiación de proyectos de impacto regional o local de desarrollo en las entidades territoriales más pobres del país, de acuerdo con criterios de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), población y desempleo, y con prioridad en las zonas costeras, fronterizas y de periferia.

El Fondo de Compensación Regional que se crea tendrá una duración de 30 años, contados a partir de la entrada en vigencia de la ley que debe expedir el Congreso el próximo semestre para reglamentar esta reforma constitucional.
Uno de los tantos incisos del proyecto, que pasa a conciliación de textos entre Senado y Cámara la próxima semana, establece que los recursos del Fondo de Ahorro y Estabilización, así como sus rendimientos, serán administrados por el Banco de la República en los términos que establezca el Gobierno Nacional. En los períodos de ‘desahorro’, la distribución de estos recursos entre los demás componentes del Sistema se regirá por los criterios que defina la ley que debe expedirse.

En caso de que los recursos destinados anualmente al Fondo de Ahorro y Estabilización excedan del treinta por ciento (30%) de los ingresos anuales del Sistema General de Regalías, tal excedente se distribuirá entre los demás componentes del Sistema, conforme a los términos y condiciones que defina la ley a la que se refiere el inciso segundo del artículo anterior.

El nuevo texto constitucional está cargado además con tres parágrafos permanentes y seis transitorios, con explicaciones sobre la naturaleza del Sistema General de Regalías, la ejecución de los recursos, la creación de un sistema de monitoreo y evaluación, y la supresión del Fondo Nacional de Regalías, entre otros.

Según el ministro Echeverri, la reforma es equitativa con todas las regiones y en ningún momento afecta la facultad de las regiones productoras para la inversión libre de sus regalías.

La reforma constitucional que modifica los artículos 360 y 361 de la Carta Magna permite irrigar las regalías a todas las regiones del país. La semana entrante pasará a conciliación en las plenarias de Senado y Cámara.

Esta iniciativa presentada en el segundo semestre del año anterior por el Gobierno Nacional (Ministerios de Hacienda y Minas y Planeación Nacional), se basa en los principios de Ahorro para el futuro, Equidad Social y Regional, Competitividad Regional y Buen Gobierno con los ingresos de las regalías.

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, indicó que con esta reforma “vamos a tener recursos para las zonas más pobres del país, para proyectos de desarrollo, para ciencia y tecnología y para combatir la enfermedad holandesa. Habrá equidad en los recursos y las regalías no se centralizarán”.

“Vamos a repartir la mermelada en toda la tostada nacional”, ratificó.
Según la reforma los ingresos del SGR se destinarán al financiamiento de proyectos para el desarrollo social, económico y ambiental de los territorios; al ahorro para el pasivo pensional; a inversiones en ciencia, tecnología e innovación y en educación y al ahorro público, principalmente.

Los departamentos, municipios y distritos en cuyo territorio se adelanten explotaciones de recursos naturales no renovables, así como los municipios y distritos con puertos marítimos y fluviales por donde se transporten dichos recursos tendrán derecho a participar de las regalías y compensaciones, así como a ejecutar directamente estos recursos.

Los fondos

Para cumplir con los objetivos del Sistema General de Regalías se crean los Fondos de Ciencia, Tecnología e Innovación; de Desarrollo Regional; de Compensación Regional; y de Ahorro y Estabilización. Además, continúa vigente el Fondo para el Ahorro Pensional Territorial. (Ver gráfico).

Los ingresos del SGR se distribuirán de la siguiente manera: 10% para el Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación; 10% para ahorro pensional territorial, y hasta 30% para el Fondo de Ahorro y Estabilización. De los recursos restantes (50%), tomados como un 100%, 20% se dirigirán a las regalías directas y 80% para los Fondos de Compensación Regional y de Desarrollo Regional.

Según la iniciativa, hasta 2% de los recursos del SGR se destinarán a la fiscalización de la exploración y explotación de los yacimientos y el conocimiento y cartografía geológica del subsuelo, esto permitirá conocer sobre qué producción se pagan regalías.

Los recursos del Fondo de Compensación Regional fortalecerán la financiación de proyectos de impacto regional o local en los territorios más pobres del país, de acuerdo con criterios de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), población y desempleo, y con prioridad en las zonas costeras, fronterizas y de periferia. Su duración será de treinta (30) años.

El Fondo de Ahorro y Estabilización y sus rendimientos serán administrados por el Banco de la República. En los períodos de desahorro, la distribución de estos recursos entre los demás componentes del Sistema se regirá por los criterios que defina la ley.
El Acto Legislativo precisa que los recursos del Sistema General de Regalías no harán parte del Presupuesto General de la Nación, ni del Sistema General de Participaciones. El Sistema General de Regalías tendrá su propio sistema presupuestal que expedirá cada dos años el Congreso de la República.

Órganos colegiados de administración y decisión

En general, la ejecución de los recursos de los fondos de inversión (Ciencia, Tecnología e innovación y Desarrollo y Compensación Regional), las definirá un órgano colegiado de administración y decisión, en el cual tendrá asiento el Gobierno Nacional, representado por varios ministros, un representante de Planeación Nacional, los gobernadores y un número representativo de alcaldes.

En todo caso, la representación de las entidades territoriales en los órganos colegiados será mayoritaria, en relación con la del Gobierno Nacional.

El Gobierno Nacional contará con tres meses, contados a partir de la fecha de promulgación del presente Acto Legislativo, para radicar ante el Congreso de la República el proyecto de ley que ajuste el régimen de regalías al nuevo marco constitucional.

El Sistema General de regalías regirá a partir de 1 de enero de 2012. Si para esta fecha no ha entrado en vigencia la ley reglamentaria, el Gobierno Nacional garantizará la operación del Sistema mediante decretos transitorios con fuerza de ley, que expedirá a más tardar el 31 de diciembre del presente año.

Finalmente, la reforma les asegura a los departamentos y municipios productores los recursos suficientes para el pago de sus obligaciones, previamente comprometidas con regalías directas, con lo cual no se pone en riesgo los proyectos en marcha financiados con vigencias futuras.