22 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Alianza de policías y ‘narcos’ habría asesinado a Álvaro Gómez, según ‘Rasguño’

23 de junio de 2011
23 de junio de 2011

Según el testimonio revelado parcialmente por el Canal Caracol, el objetivo de cambiar las vainillas era desviar el curso de la investigación e incriminar directamente a miembros del Ejército.

Rasguño sostiene que la inspiración del crimen, para tapar el escándalo del expediente ocho mil, provino del gobierno a través de un emisario Jorge Ignacio Londoño, 'El Tigrillo', quien se presentaba como enviado del 'Gordo', que según Rasguño, era el apodo del entonces presidente Ernesto Samper.

Londoño es hijo del ya fallecido Jorge Ignacio Londoño, quien fuera representante a la Cámara en varios periodos en la década del 90, y de Jesusita Zabala, quien fuera senadora suplente en el periodo 2002-2006.
Rasguño define al 'Tigrillo' como el capo de capos del cartel del Norte del Valle, a quien nadie identifica como 'capo', según la versión del extraditado Gómez.

Agrega la declaración que otros cinco narcotraficantes extraditados a Estados Unidos conocen del tema del asesinato de Álvaro Gómez y quieren rendir declaración si en Colombia hay medidas de seguridad para sus familiares. Los temores de los extraditados surgieron a raíz del asesinato, ene enero pasado en Cartago, Valle, de un sobrino de Rasguño que asistía a una reunión organizada por el Tigrillo.

Según el testimonio de Rasguño, la actual fiscal Viviane Morales ha sido negligente en la investigación por el magnicidio de G{Gómez Hurtado y no ha actuado en el proceso, por lo que la Comisión de Acusación de la Cámara abriría una investigación preliminar contra la funcionaria, posesionada en enero pasado.