3 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Santos urge a gobernadores y alcaldes que empiecen a planear la reconstrucción del país

25 de mayo de 2011
25 de mayo de 2011

Al explicar que esas grandes obras no se han iniciado porque era preciso esperar a que concluyera el Fenómeno de la Niña, el Presidente Santos consideró que uno de los desafíos es reconstruir la malla vial nacional, para lo cual hay recursos, pero se requiere que los proyectos estén bien planeados y estructurados.

“Le he dicho al país que vamos a hacer todo un cronograma (lo tenemos ya bastante bien adelantado y elaborado), de forma tal que quedemos todos, incluyendo el Catatumbo e incluyendo Tibú, mejor que antes”, afirmó el Jefe de Estado.

“El gran desafío que tenemos nosotros es reconstruir buena parte de nuestra malla vial a nivel nacional. Eso vamos a tener que hacerlo todos juntos. Porque hay unas responsabilidades: el Gobierno Nacional tiene unas vías, los gobiernos departamentales tienen otras y los gobiernos municipales tienen otras. Ahí tenemos que trabajar en forma coordinada para ver cómo comenzamos esa reconstrucción”, sostuvo.

Y agregó: “Lo vamos a hacer. Hay recursos. Por eso desde ya tenemos que comenzar a planear esas grandes obras que vamos a realizar en los próximos años con recursos de Colombia Humanitaria, con recursos de las regalías y con una planeación bien hecha. Porque eso es lo que nos ha faltado en buena parte: planear bien. Que las obras se estructuren bien”.

Declaración

La siguiente es la declaración textual que sobre este tema entregó el Presidente de la República durante su visita de este miércoles a Tibú.

Presidente Juan Manuel Santos: “El tema de las vías es muy complicado. Ahí lo que ha sucedido es que este Fenómeno de la Niña nos ha golpeado como un nunca en nuestra historia. Nunca habíamos tenido un Fenómeno como el que hemos vivido en el último año.

¿Qué hizo ese Fenómeno? Que ya una tierra que de por sí era bastante frágil, comenzó a llover sobre lo que ya estaba mojado. Las montañas empezaron casi a derretirse.

¿Quiénes son las primeras víctimas? Las vías. Las vías comienzan a desaparecer. Por eso el gran desafío que tenemos nosotros es reconstruir buena parte de nuestra malla vial a nivel nacional. Eso vamos a tener que hacerlo todos juntos. Porque hay unas responsabilidades: el Gobierno Nacional tiene unas vías, los gobiernos departamentales tienen otras y los gobiernos municipales tienen otras. Ahí tenemos que trabajar en forma coordinada para ver cómo comenzamos esa reconstrucción.

Eso no se ha hecho antes. ¿Por qué? Aunque muchas de las vías sí se han reconstruido para poder mantener el paso de los vehículos. Pero no tiene sentido reconstruir una vía (como nos ha sucedido en varias ocasiones en varios sitios) sabiendo que la vía se va a volver a desplomar porque va a seguir lloviendo.

Teníamos que entonces esperar a que el Fenómeno de la Niña se fuera. Nos dice el Ideam que aparentemente La Niña se está yendo ya en las próximas semanas. Le decimos: bien ida y que no vuelva por acá.

Eso nos va a permitir comenzar el proceso de reconstrucción. Le he dicho al país que vamos a hacer todo un cronograma (lo tenemos ya bastante bien adelantado y elaborado), de forma tal que quedemos todos, incluyendo el Catatumbo e incluyendo Tibú, mejor que antes.

Lo vamos a hacer. Hay recursos. Por eso desde ya tenemos que comenzar a planear esas grandes obras que vamos a realizar en los próximos años con recursos de Colombia Humanitaria, con recursos de las regalías y con una planeación bien hecha. Porque eso es lo que nos ha faltado en buena parte: planear bien. Que las obras se estructuren bien. Estos acostumbrados a decir: ‘Construyamos los primeros cinco kilómetros y veamos a ver qué pasa con el resto’. Esta obra más cara. La que nunca se termina. Y acabamos pagando todo todos los contribuyentes”.