18 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Reclama mano fuerte contra los corruptos de la salud

9 de mayo de 2011
9 de mayo de 2011

Eldiario.com.co.  El médico Carlos Botero, candidato a la Gobernación de Risaralda, se declaró indignado por la gran estafa que funcionarios del Ministerio de la Protección Social le han hecho sistema de salud de los colombianos y dijo que la magnitud de la corrupción en este sector es reprochable.

Aseguró que el gobierno central destina cada año a la salud el 6% del producto interno bruto, es decir cerca de $28 billones, los cuales deben garantizar la salud de los más pobres y no deben ir a parar al bolsillo de delincuentes.

Botero, quien ha sido gerente de los hospitales San Jorge de Pereira y Santa Mónica de Dosquebradas, pidió mano fuerte para castigar este tipo de conductas, pero anotó que es urgente adoptar medidas que permitan acabar con la corrupción y el robo a la salud, los cuales constituyen delitos que no tienen perdón.

Al comentar la decisión del gobierno nacional de poner al descubierto este tipo de delitos, el candidato del movimiento UNIR resaltó el trabajo que viene haciendo realizando el presidente Juan Manuel Santos para poner al descubierto situaciones que atentan contra el bienestar de los colombianos.

El candidato a la Gobernación se refirió también a la nueva reforma del sistema general de seguridad social en salud que se presentó el pasado 19 de enero del presente año al Congreso de la República por parte de los Ministros de Protección Social y de Hacienda y Crédito Público. Al respecto anotó que “Aunque esta reforma no realiza una transformación estructural, como la que merecemos los colombianos, hace una aproximación a un modelo de atención en salud que ha generado desde hace mas de 30 años resultados efectivos en la salud de los territorios donde ha sido implementado”.

Agregó que pesar de las mejoras que trae consigo la reforma, éstas iniciativas no sólo deben quedarse en el papel ni en propuestas concretas, pues se están despilfarrando los recursos de los colombianos y no se está cumpliendo con los derechos fundamentales de los seres humanos.
Esta reforma plantea el fortalecimiento de la Superintendencia Nacional de Salud en cuanto a las labores de Inspección, vigilancia y control.

Carlos Botero dijo también que uno de los golpes más contundentes que esta ley le propina a la economía generada por el sector salud, es el manejo del tema  farmacológico, pues se definió la implementación de la política farmacéutica, de insumos y dispositivos médicos a nivel nacional. Así mismo se pondrá control a los precios de medicamentos para frenar los sobrecostos que afecta al sistema y se  establecerá y desarrollará mecanismos para optimizar su utilización.