24 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Proponen Pico y placa sólo en el centro de Pereira

25 de mayo de 2011
25 de mayo de 2011

Alberto Arias Tabares, director ejecutivo de Fendipetróleo Risaralda, señaló que en Pereira alrededor de 19.500 vehículos, entre particulares, taxis, buses de servicio público y motos, se ven perjudicados con una iniciativa que “no tiene ningún sentido”.

“No estamos pidiendo que la medida sea revocada por completo, lo que exigimos es una flexibilización de la misma, donde los agentes de tránsito cumplan un papel primordial de facilitadores y controladores de tránsito y no de cazadores de comparendos”, argumentó Arias.
El ejecutivo agregó que la implementación de las llamadas zonas azules es un error que tendrá que ser corregido, ya que no se puede hablar de flujo vehicular en calles convertidas en auténticos parqueaderos.

Una de las solicitudes expresas de Fendipetróleo tiene que ver con la culminación de las obras del Anillo Longitudinal y de la intervención vial paralela a la Avenida del Ferrocarril vía a Dosquebradas, ya que argumentan que éstas serán fundamentales para mejorar la movilidad vehicular de la ciudad.

Contaminación
La contaminación, según Jaime Velásquez Ospina, presidente de la Junta Directiva de Fendipetróleo, es el principal argumento que tanto el AMCO como el Instituto Municipal de Tránsito han vendido a la comunidad, para mantener la restricción vehicular que ya completa tres años.

“Según estas dos entidades sacar de circulación la medida sería una catástrofe ambiental, lo que nosotros creemos es que sería una catástrofe económica para ellos, ya que dejarían de recibir 1.262 millones de pesos por concepto de comparendos, más aún cuando en el 2010 alcanzaron los 4.928 partes”, aseguró Velásquez Ospina.

Para los distribuidores minoristas o estaciones de servicio de la ciudad, la disminución en ventas de 10 millones de galones de gasolina en los últimos 12 años, la chatarrización de 506 busetas Diesel, los 9.600 vehículos convertidos a Gas Natural Vehicular y los combustibles libres de plomo desde enero del 2010, son las razones primordiales para asegurar que hoy en la ciudad hay menos contaminación.

Otro de los puntos controversiales que tienen en tela de juicio el pico y placa en la capital risaraldense, tiene que ver con el crecimiento constante del índice de desocupación en Pereira.

“Medidas restrictivas de este tipo afectan el comercio y por ende el empleo de muchos pereiranos, según Fenalco el 50% de las bajas en el comercio del centro de la ciudad se le atribuyen a la medida”, apuntó el ejecutivo.

 

Pico y placa
La restricción vehicular del pico y placa inició en toda la ciudad en agosto de 2008. Posteriormente el 4 de agosto de 2009 se decidió flexibilizar la  medida y hacerla efectiva en varios corredores municipales como la Circunvalar, Alamos, 30 de Agosto, la calle 17; las avenidas del Río, Américas,  Belalcázar y Ferrocarril. Según Fendipetróleo en total son 22 meses de una  flexibilización al pico y placa poco técnica y bastante controvertida.

 

Las cifras

Durante el 2010 las estaciones de servicio vendieron en Pereira  24 millones de galones de gasolina, muy inferior al balance del año 2000 cuando se comercializaron  31 millones del combustible.