2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Planta de tratamiento suministra agua de calidad en Armenia

19 de mayo de 2011
19 de mayo de 2011

La Crónica. Tras realizar un monitoreo permanente a las condiciones y niveles del río Quindío, Empresas Públicas de Armenia, EPA, informó que pese a la ola invernal la planta de tratamiento cuenta con las condiciones para manejar altos niveles de turbiedad, sin que esto perjudique la calidad del suministro de agua para los armenios.

Al respecto John Jairo Toro Zuluaga, gerente de EPA explicó que el plan de contingencia de la planta de tratamiento ha funcionado. “Lo que pasó el pasado viernes es una situación que nos ha pasado muchas veces esta temporada de ‘La Niña’, lo que ocurre es que la ciudad no se ha enterado, gracias a que tenemos un plan de contingencia que ha sido efectivo”.

Resaltó que se cuenta con una serie de ayudas en la bocatoma donde hay un monitoreo las 24 horas y los 7 días a la semana, “por lo que nos estamos dando cuenta que es lo que pasa en nuestra cuenca”.
Se han hecho inversiones que están por alrededor de los 5 mil millones de pesos, sobre todo en el sistema de floculación y coagulación, lo que ha permitido que grandes turbiedades que se han presentado en el agua se haya podido tratar sin problema alguno.

El cambio de aplicación de sulfato sólido a líquido, es la principal ventaja de la planta, acción que se planificó la vigencia pasada para darle un valor agregado al agua que se consume en la capital quindiana. “El proceso de potabilización es positivo. Es de recordar que esta administración amplió el límite de valores de turbiedad del agua cruda que la planta puede procesar”.

El esfuerzo que se hizo la vigencia pasada ha permitido aumentar la capacidad de reacción del sistema, así como ofrecer cada vez mejor calidad, al tiempo que se cumple con los requisitos de ley, que cada vez se hacen más exigentes en procura de mejorar las condiciones del servicio que se suministra a los usuarios.

En cuanto a lo que sucedió al amanecer del pasado sábado dijo que fue una situación que correspondió a un frente frío de lluvia —vivido en todo el país—, “llovió durante toda la noche de forma constante y prolongada lo que ocasionó que saliéramos de funcionamiento cinco horas. Pero fue una situación mínima para lo que pudo suceder con todo este fenómeno invernal que lleva más de siete meses”.

Sobre posibles racionamientos el directivo indicó que hasta el momento no se tiene estimado alguno, “pues no existe situación que lo amerite. Se han hecho comentarios sobre esto, pero son lesivos para la comunidad, porque hace que comience a consumir agua innecesariamente y luego les llegará más alta la factura. La empresa cuando va a programar un racionamiento avisa oficialmente”.

Añadió: “Pero se debe dejar claro que cuando los periodos son de altas turbiedades y prolongados, no es posible garantizar que el agua que se entrega a los ciudadanos no tenga turbiedad por encima del límite establecido por la ley que es de 2 unidades, razón por la que debemos hacer cierre de la planta para garantizar la calidad del agua”.

Contingencia en las casas
El funcionario señaló que una de las medidas de contingencia que pueden tener los hogares para evitar quedarse sin el suministro del líquido ante suspensiones inesperadas del servicio de acueducto que se pueden presentar por los incrementos excesivos de turbiedad en las fuentes de agua, es contar con tanques de almacenamiento que se deben someter de manera periódica a revisión y mantenimiento con el propósito de garantizar la continuidad en la provisión de agua potable.

Recalcó que el mantenimiento de estos está estipulado en el decreto 1575 de 2007 artículo 10. “En él se establece que todo usuario es responsable de mantener en condiciones sanitarias adecuadas las instalaciones de distribución y almacenamiento del vital líquido para el consumo humano a nivel intradomiciliario”.

En este sentido se debe tener en cuenta aspectos que incluyen lavar y desinfectar los tanques y redes como mínimo cada cuatro meses, mantener en adecuadas condiciones de operación la acometida y las redes internas domiciliarias para preservar la calidad del agua suministrada.

“Los tanques de almacenamiento domiciliarios son indispensables en los hogares al proporcionar una reserva que garantiza el suministro de agua potable durante el tiempo que se genere una suspensión”.