28 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Paisaje Cultural Cafetero candidato a patrimonio de la humanidad

15 de mayo de 2011
15 de mayo de 2011

Ser parte de esta lista del Patrimonio es importante pues sirve como mecanismo para la protección internacional del patrimonio cultural y natural, fomentando su respeto y valoración.

En esta oportunidad además de Colombia con el paisaje cultural de los departamentos de Caldas, Quindío, Risaralda y el Norte del Valle, el Comité del Patrimonio Mundial eligió otros tres sitios latinoamericanos: Los Altos Hornos de la Fundidora Monterrey de México, la Catedral de León de Nicaragua y la obra arquitectónica Le Corbusier, notable contribución al movimiento moderno de Argentina.

Según el director de la Cátedra Unesco Gestión Integral de Patrimonio de la UN en Manizales Fabio Rincón Cardona “ser candidato significa tener una responsabilidad muy grande primero que todo por parte del Gobierno en decir y constatar que están interesados en que esa declaratoria se lleve a cabo y que quieren salvaguardar, proteger y difundir ese bien”.

Los criterios que tendrá en cuenta el Comité integrado por representantes de 21 países elegidos por los estados que conforman dicha convención, son 10 con los cuales se deben demostrar los valores excepcionales y universales.

“El principal requisito que se tiene es el plan de manejo, que significa cómo voy a garantizar a este organismo y al mundo que lo que tengo hoy en día, lo voy a tener igual dentro de 10 o 20 años; como va a participar la comunidad y las instituciones en su conservación, pues la Unesco no declara patrimonio lo que está perfectamente valorado y garantizado, sino un bien que está en riesgo”, afirmó Rincón Cardona.

Durante el proceso para llegar a ser candidato de la lista de Patrimonio que inició hace más de cuatro años, fue impulsada por la UN y apoyada por los departamentos involucrados y varias instituciones nacionales, fueron destacados 15 atributos del paisaje cultural que lo hacen excepcional como el café de montaña, el predominio del café, el cultivo en ladera, la edad de la caficultura, la influencia de la modernización y la institucionalidad cafetera y las redes económicas afines.

De obtener la declaratoria los beneficios que recibiría el país es ser reconocido en el ámbito mundial como un patrimonio de la humanidad, lo que incrementaría el ingreso de turistas a la zona; contar con asistencia técnica internacional por parte de expertos de la Unesco y acceder a recursos que brinda esta organización a través de programas exclusivos para bienes declarados de interés mundial.

Igualmente el director de la Cátedra Unesco de la UN en Manizales afirmó que de recibir esta declaratoria, Colombia entraría hacer parte de una situación muy privilegiada en todo el mundo, pues conformaría la lista que hasta el momento integran tan sólo cuatro países que cuentan con paisajes culturales productivos declarados patrimonio de la humanidad.

La elección de los sitios naturales y culturales que recibirán la declaratoria por parte de la Unesco se llevará a cabo del 19 al 26 de junio en París (Francia).