9 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

No sea cínico Gobernador…Renuncie

28 de mayo de 2011

… esperamos confiados que con el nuevo llamamiento que acaba de hacerle la Honorable Corte Suprema de Justicia, para que explique las graves denuncias que en su contra hizo el paramilitar, Ernesto Báez, se tome una determinación, que ponga punto final a tanta vergüenza que estamos padeciendo, por culpa de una administración que ha brillado más por los continuos casos de corrupción, que por  obras de progreso.

 Los Caldenses, Señor Mario Aristizàbal, estamos escandalizados y abismados por su cinismo, por su forma de actuar y de tergiversar las cosas a su acomodo, Usted parece que nació enconchado en la maldad, le gusta ver sufrir a sus gobernados, jamás reconoce sus errores y piensa que en medio del lodazal y la inmundicia con que está administrando nuestro  Departamento, va a pasar a la historia como uno de los prohombres de Caldas; pues tenga en cuenta Señor Mario Aristizàbal, que, no se va a burlar más de la nobleza de quienes de buena fe depositaron por Usted, su voto en las urnas para ungirlo su gobernador. Con todas las barbaridades e indelicadezas que ha cometido como primer mandatario regional, ha construido una celda en la cárcel para mucho tiempo y muy seguramente que pasará a la historia de nuestros coterráneos y de Colombia, cómo el mandatario de mas ingrata recordación. Su administración no ha sido más que un monumento a la indignidad y al pillaje.

Un grupo de Caldenses nos encargaremos de activar todos los procesos que hay en su contra ante los Organismos de Control y la Fiscalía, que la verdad sea dicha, se están demorando demasiado para tomar una decisión contra Usted, y no es porque sea inocente, quién sabe qué entuertos y marrullas ha inventado su conciencia obtusa y obnubilada, valiéndose de abogados corruptos para demorar una decisión. Caldas se encuentra desde hace varios años en el ojo del huracán. Eso lo sabe el País y es mucho el daño que Usted, le está haciendo, a los Caldenses. La confianza inversionista por su culpa anda secuestrada en los entresijos de una doble moral pública que solo se mueve donde hay ají picante para satisfacer sus veleidades económicas.
    
No pasa semana sin que se destape una olla podrida en Caldas y Usted y muchos de sus inmediatos colaboradores, siempre aparecen señalados como sus artífices. Desde los inicios de su administración empezaron a moverse los vendavales de la corrupción, por donde Usted pasa gobernador, se estremecen las estructuras de la moral pública y se cimbran los cimientos de principios y valores sobre los cuales fue construido nuestro Departamento.  

Considero que las juventudes de Caldas, especialmente las universitarias, trabajadoras y empresariales, quienes indudablemente serán nuestros futuros dirigentes, deben empezar desde ahora a asumir sus posiciones de mando, con el fin de rescatar a Caldas de la podredumbre administrativa en que se encuentra.  De cara a las próximas elecciones, deben fijar posiciones claras y no permitir que a su departamento y municipios lleguen a gobernar los mimos pillos y ladrones de cuello blando de siempre. Desde luego, que esta campaña de las juventudes por la Restauración Moral y Política de nuestro departamento, debe ser: Pacífica, pedagógica y permanente. Señalando unos derroteros claros frente a la opinión pública.

Las juventudes organizadas, deben convertirse en veedores de las próximas elecciones, escudriñando y confrontando ante los Organismos de Control, las hojas de vida de los candidatos que lancen a la Gobernación, Alcaldías, Asamblea y Concejos, los diferentes partidos y movimientos políticos, con el fin de evitar que los ciudadanos resulten votando por verdaderos paquetes chilenos como los que estamos acostumbrados a ver desde hace más de cuarenta años.

Juventudes de Caldas: Inicien desde ya, el gran movimiento por la restauración moral y política de Caldas, de forma independiente, no se mezclen con los vicios de la política tradicional. No se demoren mas por favor, mañana puede ser tarde.

[email protected]
[email protected]