3 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Las dificultades del Gobernador de Caldas

26 de mayo de 2011
26 de mayo de 2011

Las actuaciones del mandatario seccional vienen siendo investigadas desde hace varios meses por los organismos de control debido a las denuncias que se han hecho sobre presuntos favorecimiento en la contratación. A las acciones que tanto la Procuraduría General de la Nación como la Contraloría General de la República viene realizando en materia investigativa tanto en el Fondo Mixto como en Inficaldas, se suma ahora esta acusación que obliga a la Corte Suprema de Justicia a iniciar las pesquisas para establecer si las denuncias del exjefe paramilitar tienen asidero en la realidad.

Sobre este lío que ahora le surge al mandatario de los caldenses, la Corte Suprema de Justicia está en la obligación de compulsar copias a la Fiscalía General de la Nación para que nombre a un Fiscal Delegado que se encargue de llevar adelante la investigación al respecto. De encontrarse pruebas que involucren a Aristizábal Muñoz en lo denunciado por Ernesto Báez, la Fiscalía General de la Nación se vería en la obligación de formular la acusación ante el alto tribunal para que juzgue al mandatario caldense por el delito de parapolítica.

El gobernador Mario Aristizábal Muñoz está siendo investigado en este momento por las denuncias hechas por el diario La Patria sobre presunto favorecimiento a la empresa Susuerte en la rebaja de los aportes que debe entregarle al departamento con destino a la salud. Como es de público conocimiento, a la empresa que explota el juego del chance en esta zona del país,  la administración de Aristizábal Muñoz le hizo un descuento cercano a los diez mil millones de pesos, basado en un estudio de ingresos hecho por la misma empresa que Susuerte contrató para establecer sus aportes a la salud.

El otro problema que tiene enredado en este momento al mandatario de los caldenses es el referente a las denuncias que en su contra hizo el entonces gerente de Inficaldas, Luis Bernardo Ocampo, en el sentido de que había recibido órdenes expresas del mandatario para direccionar hacia sus amigos la contratación en esa entidad del departamento. Las denuncias fueron hechas en el momento en que el funcionario dimitió del cargo alegando que no podía dejarse manipular por Aristizábal Muñoz para que les entregara los contratos a sus amigos con el propósito de pagar favores políticos.

Al Gobernador de Caldas lo viene criticando la opinión pública porque en su momento no tomó la determinación de destituir del cargo como Gerente de la Industria Licorera de Caldas al médico Carlos Arturo Fehó Moncada. Como se sabe, el funcionario estuvo detenido durante varios meses en la Cárcel de Manizales, sindicado de celebración indebida de contratos. Sin embargo, el mandatario seccional no lo destituyó. Aunque en un principio el juez de conocimiento lo absolvió, posteriormente la Fiscalía General de la Nación le libró orden de captura por corrupción. Fehó Moncada huyó, según parece hacia Panamá, para tratar de evadir la acción de la justicia

El otro problema que ha tenido enredado ante los organismos de investigación al Gobernador de Caldas son las denuncias sobre supuesta corrupción en la Dirección Territorial de Salud. También el cambio de estatutos en Inficaldas, que permitió a esa entidad oficial hacerle un préstamo a la Clínica Manizales, propiedad de Fehó Moncada. Además su administración ha sido cuestionada por inconsistencias en la adquisición de nuevos vehículos con destino a los despachos de los secretarios. Como si esto fuera poco, a su administración se le han hecho señalamientos en el sentido de que utilizando la Urgencia Manifiesta para ejecutar obras en algunas  vías del departamento, los contratos fueron adjudicados teniendo en cuenta la filiación política de los ingenieros.

No pasa, pues, por un  buen  momento, el Gobernador Caldas. Lo más grave de todo es que, como la Corte Suprema de Justicia le ha dado tanta credibilidad a las denuncias hechas por los jefes paramilitares, en esta oportunidad el mandatario corre el riesgo, si la denuncia de Ernesto Báez prospera, de que sea llamado a indagatoria o a versión libre. El caso es que en la Corte algunos procesos por parapolítica avanzan demasiado rápido. El mandatario ha expresado que no recibió respaldo electoral de los paramilitares. Pero el hecho de que Ferney Tapasco quiera acogerse a sentencia anticipada, lo salpica. Porque él era el jefe del liberalismo en Caldas. Y por ese partido, en coalición con el yepismo, llegó Aristizábal Muñoz al primer cargo del departamento.