30 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Guías turísticos buscan abrirse camino en el mercado

30 de mayo de 2011
30 de mayo de 2011

“Los guías, como muchos de los prestadores de servicios turísticos, nos encontramos organizados mediante asociaciones en los departamentos, las cuales a su vez se agrupan en la Federación Nacional de Guías de Turismo, organización que respalda estos encuentros anuales. Hace dos años en Manizales se le designó a la capital antioqueña la realización del evento de 2011, con el respaldo del ministerio de Comercio, Industria y Turismo y de las secretarías de Turismo de la gobernación de Antioquia y alcaldía de Medellín”, explicó el guía profesional Pedro José León Ramírez.
El empresario quindiano reveló que la falta de presencia en las anteriores ediciones se debió al bajo apoyo que el gremio ha obtenido en la región.

“El desplazamiento a los congresos representa costos que han debido ser asumidos por los participantes sin encontrar eco en las entidades gubernamentales, que son los que impulsan los procesos de capacitación y desarrollo en la región. Hay por otra parte un desconocimiento total de la actividad de los guías por los prestadores turísticos, lo que ha llevado a que debamos competir con la informalidad”.

El especialista también se quejó del modelo de formación de la actividad en el departamento.

“Para ser guía profesional hay que ver cerca de 32 materias, pero la instrucción que el Sena ofrece en grados 11 y 12 de las instituciones educativas del departamento la imparten dos instructores que deben saber de todo, lo que conlleva a que las personas salgan con expectativas falsas porque no tienen la capacitación correcta para un turismo de calidad y ‘de clase mundial’, como se pretende. En el Quindío ni siquiera hay un colegio vinculado en el programa del Mincomercio llamado Colegios amigos del turismo”.

Ante este panorama un grupo de guías entre los que se encuentra León Ramírez presentaron ante el Congreso de la República un proyecto de ley que permitiría a este gremio convertirse en aportantes del Fondo de Promoción Turística de Colombia y acceder, mediante esta vía, a los recursos de la bolsa.

“Es una iniciativa que se encuentra en la Comisión Sexta, en un paquete de reformas a la Ley 300. Esperamos que se apruebe porque necesitamos instrumentos para actividades como la financiación de los procesos de aprendizaje en un segundo idioma, por ejemplo, o para participación en ferias y eventos internacionales”.

Los guías en La Ruta del Café

León Ramírez reclamó por el presunto desconocimiento del rol del guía en el proyecto La Ruta del Café.

“Desafortunadamente tengo que decir que no hay ninguna relación con las entidades que adelantan el proyecto. Nosotros presentamos un documento a la Cámara de Comercio de Armenia con copia al viceministerio de Turismo porque no estamos incluidos para nada. Van a capacitar a madres cabeza de familia y población desplazada, pero no a los guías. Hasta ahora no ha habido ninguna respuesta y esperamos que las entidades involucradas nos den una respuesta”.
Sin embargo la versión fue desmentida por la gerente de La Ruta del Café, María Claudia Campo Flórez, quien reveló que ya se programó una reunión con este sector días después de realizado el congreso en Medellín.

“Los guías de turismo son actores supremamente importantes para cualquier destino turístico, y reconocemos que para lograr este perfil han estudiado alrededor de mil 700 horas requeridas para recibir su tarjeta profesional, el chaleco distintivo y el Registro Nacional de Turismo. Son ellos quienes hacen un destino agradable o no, quienes lo vuelven interesante. La profesión hay que apoyarla y en La Ruta del Café tendrán cabida”, afirmó.

La líder del proyecto sin embargo defendió la labor que se lleva a cabo con la comunidad: “Consideramos que todas las personas del departamento deben tener alguna formación e información turística para hablar del destino, lo cual no quiere decir que vayan a suplantar a los guías. Cuando los grupos vienen empaquetados por agencia y se contrata el guía, es un componente muy valioso, pero no siempre pasa así. Acá tenemos un destino al que mucha gente llega en sus propios vehículos, visitas que no requieren guías y en un país que además no cuenta con la cultura”.

Por último señaló que es imprescindible que sean bilingües, condición que se presenta en un bajísimo porcentaje: “Para eso hemos capacitado en turismo a personas que sí manejan una segunda lengua con el objetivo de que acompañen a los guías. Como sabemos que el empleo de dos personas incrementaría los costos a los visitantes, lo ideal sería que los guías articulen ambas cosas”.