28 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En cuestión de horas: Colombia entrará en emergencia vial

17 de mayo de 2011
17 de mayo de 2011

Por Unidad Investigativa.- La segunda etapa de la “ola invernal” que sacude a los cuatro puntos cardinales del país obligará al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos a declarar “la emergencia vial”, con el propósito de garantizar los recursos económicos que eviten una parálisis de la movilidad y el desabastecimiento de alimentos.

La situación socio económica desde Nariño hasta la Guajira y desde la Costa Caribe hasta la Amazonía no solo tiene en “cuidados intensivos” a la red interinstitucional del Estado, sino que convirtió al Ministerio del Transporte “en el confesionario” de Alcaldes y Gobernadores, que no sabe la fórmula a emplear para atender las necesidades de los damnificados.

De acuerdo con las estadísticas,  hasta hoy se han priorizado la atención de vías primarias, secundarias y terciarias por un valor de un billón de pesos, sin embargo, se requiere un billón más para reconstruir lo que la fuerza del agua se ha llevado hasta el momento como banca, puentes y vías veredales que en muchas ocasiones, no se encuentran en “el mapa”.

La situación es tan crítica que -al interior del Gobierno- existe la sensación que lo peor está por venir. En ese escenario, tiene protagonismo las vías principales como “La Panamericana” que atraviesa el territorio colombiano de sur a norte. En algunos de sus trayectos tiene serios problemas de movilidad por el hundimiento de la banca, derrumbes y filtración de agua en las montañas (Tolima, Meta y Antioquia).

El panorama fue aliviado en parte por la presencia de Colombia Humanitaria, desde donde se atienden las peticiones de Alcaldes y Gobernadores, que “más que la solicitud de un “chaleco salvavidas al Gobierno” se están jugando la recta final de su mandato en medio de una crisis social sin precedentes, donde el desempleo es el efecto directo de la “ola invernal”.

En cuanto al sector educativo, la radiografía es igual o más compleja que el sector de la infraestructura. Las pocas escuelas y colegios de la red pública que se encuentran “en pie” tienen serias deficiencias en la prestación de servicios, tanto de  tipo logístico como de servicios públicos.

Esta situación hace pensar al sector salud que las epidemias “con toda su fuerza” aparecerán en cuestión de días y semanas, si sigue lloviendo como el pasado fin de semana, que una vez más inundó a municipios en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Córdoba, además de varias localidades de la ciudad de Bogotá.

En reuniones privadas y en las comisiones económicas del Congreso el Ministro del Transporte Germán Cardona reconoció que “no hay recursos económicos. Que la atención a la red secundaria y terciaria es la prioridad del Gobierno, Sin embargo, la alcancía se está quedando sin fondos”.

Al declararse “la emergencia vial” el Gobierno quedará facultado para generar recursos para el sector, cuyos tentáculos se extenderán a ferrocarriles y puertos.

Por ahora, es imposible gestionar recursos para los llamados corredores de la competitividad. La razón. De los 1.500 kilómetros, hay 700 kilómetros desfinanciados.

Una vez se tome la medida, la administración Santos pondrá en marcha una fórmula con el objeto de atraer recursos de inversionistas privados para las vías nacionales y ferrocarriles.

Se estima que los recursos ascenderán a 8 mil millones de dólares, al tiempo que se hace necesario darle las herramientas necesarias –financieramente hablando- a los operadores como la Organización Internacional de las Migraciones OIM y la Federación de Cafeteros para que cumplan su labor en municipios y departamentos.