18 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El 25% de las operaciones financieras sospechosas, son de Risaralda

4 de mayo de 2011
4 de mayo de 2011

Pereita.Latarde.co. Un alarmante panorama para el departamento de Risaralda dio a conocer la Unidad de Información y Análisis Financiero UIAF, luego de presentar el informe de operaciones sospechosas en todo el país en el que Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal, fueron las ciudades donde más hubo movimientos de este tipo y que podrían estar considerados como lavado de activos en operaciones hechas entre enero de 2006 y enero de 2011.

En el país
Según las cifras de la entidad divulgadas en su página web, en Colombia  y durante los últimos cinco años, se presentaron un total de 42.937 operaciones sospechosas y en todos los sectores de la economía, en estos datos hay comprometidas un total de 163.383 personas y 14.632 empresas.
Lo más preocupante es que del número de personas involucradas en los reportes de la UAIF el 25.57% proviene de Risaralda, el restante 20.94% del Valle del Cauca y el 19.42% de Bogotá.

En Risaralda
En el caso específico del departamento, la entidad señala que el 25.57% de registros de operaciones sospechosas, equivalen a un total de 41.775 personas distribuidas de la siguiente manera: Pereira con un total de 32.197 personas, Dosquebradas con 7.316 y Santa Rosa con 1.497 personas.

¿Actividad sospechosa?
Es importante señalar que la Unidad de Información y Análisis Financiero UIAF, considera como actividad sospechosa, toda operación financiera que realiza una persona o una empresa y que por su cifra o cantidad, no se considera como algo normal en los negocios de las industrias y que además no pueden ser justificadas de manera razonable.
La información que reporta esta entidad del Gobierno nacional, es alimentada por el sector financiero, el sector notarial, las entidades que supervisa la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, las entidades del Estado, las personas naturales y jurídicas, las cooperativas de ahorro, entre otras, que están en la obligación de reportar como sospechosa toda actividad de esta naturaleza, cuando las mismas sean rechazadas o quienes las realizan lo intenten en varias oportunidades.
La información que reporta la UIAF sirve además al gobierno y a las entidades que hacen los reportes, para elaborar planes de prevención frente al lavado de activos y lo que ellos consideran como financiación del terrorismo.