1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Crecieron producción y exportaciones de café

12 de mayo de 2011
12 de mayo de 2011

Este proceso es fruto del esfuerzo de los cafeteros por recuperar la productividad y sanidad vegetal de sus cultivos, mientras que en abril se redujo la cosecha como consecuencia de la fuerte ola invernal que vive el país, particularmente por las fuertes lluvias que se presentaron durante el segundo semestre de 2010 que afectaron las floraciones para la mitaca de 2011.

En lo corrido del año cafetero 2010-2011, la producción de café superó los 5,9 millones de sacos de 60 kilos un 30 por ciento más frente a los 4,6 millones de sacos cosechados en igual periodo anterior.

Así mismo, en los últimos doce meses la producción de café en Colombia se ubicó 9,5 millones de sacos de 60 kilos un 28 por ciento por encima de los 7,4 millones de sacos cosechados entre mayo del 2009 y abril del 2010.

Por su parte, entre enero y abril del 2011 la cosecha cafetera creció 22 por ciento y se ubicó en 2,9 millones de sacos frente a 2,4 millones producidos durante los cuatro primeros meses de 2010.

En el cuarto mes del año la producción cafetera registrada fue de 523.000 sacos de 60 kilos, un 19 por ciento menos frente a los 647.000 sacos alcanzados en el cuarto mes del 2010, reducción explicada por el efecto de la ola invernal en las zonas cafeteras del país  que  afectó las floraciones responsables de la cosecha de mitaca en el centro del país y aumentó los niveles de infestación de roya en los cafetales con variedades susceptibles a este hongo.

“Los cafeteros perjudicados por la roya también han sido gravemente afectados por la ola invernal puesto que sus ingresos se han visto reducidos significativamente”, dijo Luis Genaro Muñoz Ortega, Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros. “En ese sentido seguimos apoyando a estos cafeteros con el fin de recuperar la sanidad vegetal de sus cultivos, los cuales necesitan una buena fertilización y un control eficaz de esta enfermedad”, agregó.

Los planes para recuperar los cafetales de los productores damnificados por la ola invernal buscan complementar los ambiciosos programas de renovación dirigidos a lotes de café envejecidos con baja capacidad productiva.

“Los programas de renovación siguen su curso y están ya superando las cifras que teníamos a la fecha en el año anterior. El compromiso de los cafeteros con la recuperación de la caficultura del país es indeclinable y se refleja en los resultados hasta ahora obtenidos. Confiamos en que vamos a alcanzar la meta de 130.000 hectáreas renovadas para el presente año”, señalo el Gerente de la Federación.

Otros de los efectos de la ola invernal sobre la caficultura, es el constante deterioro de las vías terciarias de la regiones productoras, lo que afecta el flujo normal de café hacia centros de acopio, los centros de trilla y hacia los puertos. Igualmente, el secado del café al sol, como es tradicional en Colombia, se hace
 más lento por el exceso de humedad.

Exportaciones

Por su parte, en los últimos doce meses las ventas externas de café de Colombia crecieron 22 por ciento y se ubicaron en 8,5 millones de sacos de 60 kilos frente a los 7,0 millones de sacos exportados en igual lapso anterior.

De otro lado, las exportaciones en lo corrido del año cafetero crecieron 31 por ciento y ascendieron a 5,6 millones de sacos de 60 kilos comparación con los 4,2 millones de sacos vendidos en el mismo periodo anterior.

En lo que va corrido del año civil  las exportaciones de café del primer productor mundial de arabicos suaves aumentaron 31 por ciento a 2,9 millones de sacos de 60 kilos frente a los 2,3 millones de sacos comercializados en los mercados internacionales en igual periodo anterior.

Y las exportaciones en abril de 2011 descendieron un 2 por ciento y se ubicaron en 574.000 sacos de 60 kilos comparados con los 588.000 sacos exportados en el cuarto mes del 2010.

En lo corrido del presente año, la cotización internacional del café colombiano ha alcanzado niveles históricos, lo que ha llevado a que los cafeteros colombianos hayan recibido por la carga de café precios de alrededor del  $1’100.000.

“Los buenos niveles de precios, sumados al permanente apoyo y asesoría de la Federación, les permitirán a los cafeteros colombianos mejorar en indicadores claves de la competitividad y la calidad, como una adecuada fertilización, la continuada renovación de sus cultivos con variedades resistentes y el permanente control de la roya y de la broca”, concluyó el Gerente General de la Federación.