22 de febrero de 2024

Alerta máxima en Bogotá y municipios de Cundinamarca por creciente del río Bogotá

19 de mayo de 2011
19 de mayo de 2011

“En un trabajo conjunto con el Distrito vamos a intervenir cinco puntos donde hay una sedimentación importante que se ha acumulado en los últimos meses, y más aun con la fuerte oleada invernal. Son lugares donde es indispensable limpiar para facilitar el paso de las aguas. Los puntos a tratar son los ríos Tunjuelo y Fucha, así como los sectores de la Zona Franca, Canoas, Soacha y Aeropuerto, con los cuales buscamos evitar episodios como los que hemos vivido en Bogotá y Cundinamarca”, sostuvo el Gobernador Andrés González Díaz, de acuerdo con el boletín emitido por este ente territorial.

Según los análisis previos al recorrido de la onda creciente, se estima que ésta afectará en Bogotá barrios de las localidades de Suba, Engativá, Fontibón, Kennedy y Bosa, a los que se suman sectores de Cundinamarca, por lo que es indispensable atención permanente en Cota, Mosquera, Funza, Madrid y Soacha, ubicados en la cuenca media del río y en los municipios de Apulo y Tocaima de la cuenca baja.

De otra parte, el Gobernador manifestó que se está trabajando en la compra y arriendo de predios que pueden ser inundables, medida que denominó ‘Operación Misisipi’. Los predios que han sido previamente identificados son una alternativa para evitar que zonas urbanas queden bajo las aguas.

Destacó igualmente que en esta fase de las emergencias, el departamento ha ganado varias batallas. La primera de ellas, la protección de la vida de los habitantes de los municipios que se han visto afectados, gracias a los ensayos y programas de prevención de los municipios. Y en segundo lugar, se ha mitigado el impacto del hambre y frío que dejan este tipo de sucesos con la entrega de mercados y ayudas humanitarias.

Por su parte, la Alcaldesa encargada de Bogotá y Ministra de Educación, María Fernanda Campo, señaló que las 95 instituciones que están involucradas en el sistema de prevención y atención de emergencias de la Capital deben está alerta y se continua en estado de emergencia máxima.

Finalmente, González Díaz manifestó que el 95 por ciento del departamento está afectado, se registran más de 60 mil personas damnificadas y 30 mil hectáreas de tierras productivas inundadas. “Para reconstruir todas las zonas afectadas, las obras prioritarias e indispensables suman en una primera fase una inversión superior a los 300 mil millones de pesos”, declaró.