4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Róbalo, salmón y trucha, apropiados para semana santa

17 de abril de 2011
17 de abril de 2011

pescadoAsí lo asegura el investigador Gregorio Piñeros, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional, destacando que con el alto consumo de pescado en esta época es necesario conocer las propiedades de diferentes especies.

“En general, la carne de pescado tiene un valor nutricional más alto que otras, pero hay que prestar atención en el nivel de grasa que contienen especies como atún, sardinas, caballa, entre otros, que pueden generar enfermedades coronarios y/o obesidad”, explicó.

Por ello, recomienda el consumo de especies como: bacalao, abadejo, pargo, róbalo, salmón y trucha, por su balance nutricional de proteínas, vitaminas y bajo nivel de grasa.

Sobre el pescado seco, tradicionalmente consumido en la semana mayor, Piñeros destaca: “Este, que generalmente es bagre, dorado o bonito, se sala para reducir costos de transporte desde la Región Amazónica, pero en ese proceso sufre pérdida de vitaminas y minerales. Es mejor consumir pescado fresco y cocinado a la plancha para que no pierda su humedad”.

Los peces pertenecientes al grupo de los escómbridos (con dos aletas dorsales) como el atún, la caballa y el bonito, pueden causar perjuicios para la salud por su alto contenido de histamina, sustancia que en algunos casos genera reacciones alérgicas en las personas.

Pescado de mejor calidad

Según el investigador, Colombia se caracteriza por su amplia variedad de pescado y se ha especializado en la producción en masa de especies de alto consumo como tilapia, trucha, cachama, bagre y bocachico.

Por esto, la UN actualmente adelanta investigaciones con el fin de mejorar procesos de producción. “En Colombia se trabaja la pesca extractiva y la acuicultura (cultivos de peces). En esta última se diseñan programas de líneas genéticas, dietas y reversión sexual, para que los peces crezcan y engorden mejor”, aseguró.

Sin embargo, el investigador recomienda hacer una revisión de los productos antes de comprarlos: “Es necesario examinar que el músculo esté bien adherido al aparato óseo, que no se desprendan las escamas fácilmente, que los ojos se vean salientes, que las agallas sean rojas, que no tenga olores anormales y que cuando se comprima la carne, vuelva a su posición inicial”.

(Por: Fin/ab/lmp/vbr)
Agencia de Noticias de la Universidad Nacional