4 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Invierno destroza malla vial de Risaralda

27 de abril de 2011
27 de abril de 2011

Para la rehabilitación total de la vía que comprende 7 kilómetros de longitud, es necesaria una inversión de 9 mil millones de pesos para remoción de derrumbes y construcción de banca, sin embargo, se espera que en unos dos días se abra paso ocasional y provisional para vehículos pequeños.

Igualmente en Balboa y La Celia, está prohibido el paso de vehículos pesados ya que existe amenaza latente de pérdida de banca y el tránsito de estos ocasionaría el colapso de la carretera en los tramos Cachipay-Balboa y Balboa- La Celia, un kilómetro antes de ingresar al municipio. La Policía de Tránsito hace labores de control vehicular.

Según Ana María Arcila Ramírez, secretaria de Infraestructura (E), “después de la evaluación de los ingenieros podemos concluir que la situación es muy delicada porque en este momento no hay manera de trasladar pacientes de urgencia, además no pueden ingresar ni salir vehículos para el suministro de alimentos”.

La problemática se agrava porque esta es la única manera de acceder a Santuario, aunque existe la vía alterna Apía-Santuario, esta se encuentra con mayores daños y presenta muy mal estado porque tiene deslizamientos todo el tiempo, no obstante, la Secretaría de Infraestructura, mientras trabaja en la remoción de derrumbes, de manera alterna habilitará la vía Apía-Santuario, en caso de presentarse alguna urgencia médica o eventualidad.

Para la vía La Marina-Santuario Colombia Humanitaria aprobó recursos por 1.320 millones de pesos para la atención de 2 puntos críticos, obras que se iniciarán una vez el Gobierno Nacional haga el respectivo desembolso. Igualmente, en días anteriores, Risaralda solicitó nuevos recursos por más de mil millones de pesos para atender otros problemas de la carretera, pero aún no se tiene respuesta.

En lo que respecta a la construcción de banca y afectaciones del resto de la vía, ingenieros procederán a evaluar las afectaciones para determinar el tiempo en rehabilitarla y la procedencia de los recursos.