19 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un asegurado por homicidio de ciudadana española

3 de marzo de 2011
3 de marzo de 2011

De acuerdo con la investigación, Cortés fue ultimada por desconocidos que la asaltaron a la salida del lugar. La víctima se encontraba con su esposo y varios familiares.

Por ese hecho, Escorcia Blanco fue asegurado por su presunta responsabilidad en los delitos de homicidio agravado, hurto calificado agravado y porte ilegal de armas.

El afectado por la decisión fue remitido a la cárcel El Bosque, en Barranquilla.

Versión de Caracol Radio

Desde Málaga el tío de Irene Cortés, Pedro Lucas, denunció en Caracol Radio la seria sospecha que su familia tiene sobre la muerte de la ciudadana española en Barranquilla.

Lucas, señala que Farid Llinás, esposo de su sobrina, planeó el asesinato de la misma contratando a un sicario en Colombia.

El tío de la victima, asegura que siempre habían dudado del colombiano y temido por la vida de Irene quien era constantemente maltratada por Llinás “el maltrato, las palizas, la regañadera a los niños que no eran de él…todo era una cadena que tenía que terminar así, sabíamos que él iba hacer algo, porque a lo mejor quería quedarse con el bar de copas que tiene Irene.”

Lucas dice que la familia ya había impuesto denuncias contra el colombiano, pero que su sobrina las había retirado por el temor que le tenía a su esposo. El pariente dice que su sospecha se fundamenta en el hecho de que Llinás tenía una condena de nueve años esperándole en España por narcotráfico, y que además el colombiano salió del país con un pasaporte falso, por lo que no tendría planes de volver a Europa.

"Él quería vengarse desde que ella había tenido un romance con otro hombre, él la amenazó por medio de una carta", dice.

La cuñada de la española asesinada, Sarai Santiago, dice que desde el principio el viaje a Colombia les resultaba muy sospechoso “él insistía en que quería presentarle su padre a Irene, pero ella no quería ir, prácticamente la obligó. Además la nana nos ha contado, que el día del viaje lo vio muy nervioso y empacando nervioso y nos ha robado un dinero que teníamos aquí en la casa también antes de partir”.

La familia Cortés – Lucas dice que lo único que le queda es confiar en la justicia colombiana y rezar porque les devuelvan el cuerpo de su ser querida completo.