24 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Slim sigue siendo el hombre más rico del mundo

9 de marzo de 2011
9 de marzo de 2011

En sólo un año, el presidente vitalicio del grupo Carso incrementó su capital en nada menos que 20.500 millones de dólares. El año pasado, cuando arrebató el trono de los millonarios a Bill Gates por primera vez, la revista valoró la fortuna del millonario mexicano en 53.500 millones.

El dato se convierte casi en paradoja cuando se piensa que el magnate mexicano de 71 años y origen libanés, que según sus biógrafos es un hombre 'austero' en sus gastos, con un sueldo de 24.000 dólares al mes, vive en un país con 50 millones de pobres.

Él se molesta cuando le preguntan sobre eso o sobre si lava su conciencia a través de la Fundación que lleva su nombre y con la que financia proyectos de educación y sanidad. De estos dos temas habla mucho más, convencido como está de lo importantes que son para que sus compatriotas vivan mejor.

Slim forma parte también de los 38 mexicanos que superan cada uno los 500 millones de dólares invertidos en Bolsa y que en conjunto acumulan 157.100 millones. Y es de los grandes empresarios que han levantado la voz para asegurar que no se irá de México a pesar de los problemas de violencia y seguridad.

De hecho, cuentan que vive en la misma casa de toda la vida, que para llevar sus cuentas usa una libreta y que se reúne con sus seis hijos, todos colocados en sus empresas y su fundación, para ver cómo van los resultados de sus inversiones. Sólo este año, ya ha anunciado una inversión de 8.300 millones de dólares en sus negocios.

La mayor parte de su fortuna se centra en el negocio de las telecomunicaciones. Sólo en México, posee Telmex y América Móvil, las dos operadoras de telefonía fija y móvil líderes en el país. Pero su emporio se completa con el grupo Carso e Inbursa, a través de los cuales invierte en minería, infraestructuras, finanzas y comercio.

Omnipresente

Lo cierto es que en México es casi omnipresente a través de sus negocios. De hecho, aquí se dice que desde que uno se levanta hasta que se acuesta, de uno u otro modo, está dando dinero a Slim.

Aunque, todo hay que decirlo, lo último que ha hecho en la capital, en el DF, es inaugurar el Museo con el nombre de su difunta esposa, Soumaya, con gran parte de su valiosa colección de arte y ya ha asegurado que no cobrará entrada, que será gratis. "Lo importante de coleccionar arte es poder compartirlo", declaró aquel día a ELMUNDO.es.

Además, tiene muchas inversiones en el extranjero como la compra de la mayoría de las acciones, en octubre pasado, del operador de cable brasileño Net o las que también le dan la mayoría del accionariado del 'New York Times', entre otras.

También al comparar la variación de un año a otro Slim gana al segundo hombre más rico del planeta, que según 'Forbes' siguen siendo Bill Gates, pero él 'solo' ha aumentado en 3.000 millones de dólares su fortuna en los últimos dosce meses hasta situarla en los 56.000 millones. El tercer puesto de la lista tampoco varía el nombre propio que lo ocupaba en 2010: el inversor Warren Buffet, con 50.000 millones.

Pero si le preguntan a Slim sobre eso, hará una mueca de indiferencia, porque como declaró en una ocasión, esto, para él, "no es una competencia y mucho menos en ese tipo de categorías. Yo al morir no me voy a llevar nada".