17 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la inauguración del Jardín Social ‘Perlitas del Otún’

25 de marzo de 2011
25 de marzo de 2011

Venimos del Quindío. Allá estaba lloviendo, aquí está medio lloviendo, medio no lloviendo, pero infortunadamente el fenómeno de ‘La Niña’ sigue presente, vivito y coleando.

Y lo importante es que seamos conscientes que lo que vivimos en los meses pasados se puede empeorar en los meses venideros. El nivel freático de la tierra en Colombia está muy alto; los ríos están muy por encima de su nivel normal, los canales en donde se deposita el agua están en niveles cada vez más altos.

Ahora viene un periodo de lluvias intensas, ya comenzó.

Y les decía yo a los gobernadores –y ahora lo vamos a discutir en el Consejo de Competitividad– que tenemos que estar todos muy conscientes de este fenómeno que estamos sufriendo.

Aquí no ha habido verano, el país ha tenido que sufrir lluvias desde hace ya mucho tiempo, muchos meses, lluvias muy intensas, sin precedentes. E infortunadamente somos uno de los países más vulnerables en materia de deslizamientos y de ubicación de la población en zonas de alto riesgo.

Y quería dar ese mensaje y lo voy a seguir dando todos los días, porque el país tiene que ser consciente.

El doctor Luis Carlos Villegas (Presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi) en forma patriótica nos ha venido ayudando en la Junta de Calamidades, sabe que estamos haciendo todos los esfuerzos.

El ejemplo de Japón

Pero todo el mundo tiene que poner su granito de arena para poder afrontar ese fenómeno con el estoicismo y el carácter con que los japoneses han venido afrontando el desastre que les ha llegado.

Es una coincidencia. Estoy aquí en este barrio, Tokio. Esta mañana hablé con nuestra Embajadora en Tokio, Japón (Patricia Cárdenas).

Me decía, anoche llegaron, como en efecto llegaron a medianoche, los últimos colombianos que rescatamos de Japón, colombianos que decidieron evacuar y muchos de ellos venirse a buscar una mejor vida porque han decidido que Colombia es un país con mucho mejor futuro que otros países del mundo, incluyendo Japón.

Llegaron anoche los últimos 103. Los fuimos a recoger a Venezuela. Parte de los colombianos que llegaron los fuimos a recoger desde Tokio; los que no cupieron en el avión nos los trajo el Gobierno venezolano a Caracas y fuimos por ellos en un avión de la Fuerza Aérea.

Quiero aprovechar para agradecerle al Gobierno de Venezuela que haya llevado hasta Caracas desde la ciudad de Tokio.

Y me decía la Embajadora que el carácter y el estoicismo con que los japoneses han afrontado semejante desastre. Todos hemos visto por la televisión, a uno se le arruga el corazón.

Pero ellos, con un tremendo estoicismo, siempre tratando de ayudarle al prójimo, siempre tratando de trabajar en equipo. Le están dando una lección al mundo –y así lo ha resaltado toda la prensa internacional– sobre el comportamiento que debe tener una sociedad frente a los desastres, frente al peligro.

Y eso que nos sirva a nosotros de ejemplo, porque este desastre, que ha sido el peor en nuestra historia, ha sido un poco como la tortura china: gota por gota.

Llamado a la unidad para prevenir

Y a veces uno no entiende o no siente el golpe, sino cuando ya es demasiado tarde. Las inundaciones que han afectado a más de dos millones de compatriotas van a aumentar en los próximos meses.

Por eso mi llamado es a esa unidad todos, gobernadores, alcaldes, Gobierno Nacional, organizaciones sociales.

Cómo han ayudado las Fuerzas Militares, la Policía, los Bomberos, la Defensa Civil, la Cruz Roja. Pero infortunadamente van a tener que ayudar mucho más por lo que se viene.

Y el país tiene que ser consciente de este fenómeno y por eso traigo a colación, por esa coincidencia de estar en ‘Tokio’ el día de hoy, haber hablado esta mañana con nuestra Embajadora en Tokio, Japón.

Otro aspecto que quisiera mencionar antes de comentar este lindo evento es lo que estos niños van a sufrir hacia delante o van a experimentar.

Todo niño que se desarrolla, en la adolescencia hay dolor de huesos, hay incomprensiones, hay ajustes que tiene que hacer el niño para irse desarrollando bien. Un país tiene fenómenos parecidos, el desarrollo y progreso trae desafíos especiales.

Y estamos en un momento de nuestra historia donde tenemos que ser conscientes que, para de veras progresar, para poder decir que estamos despegando en el desarrollo, pues tenemos que tomar y estamos tomando unas decisiones que son difíciles, que tocan muchos intereses, que ponen el dedo en muchas llagas.

Estado unido para defender restitución de tierras

Por ejemplo, la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras está tocando un problema que ha venido azotando al país durante muchas décadas y que ha sido el origen del conflicto; buena parte del origen del conflicto que hemos vivido.

Millones de colombianos que han sido desplazados por los violentos de sus tierras. Y nosotros queremos es restituirlos, restituir a esos campesinos para que puedan ser campesinos productivos.

Yo he dicho que mi sueño es que todos los campesinos en Colombia sean como un próspero Juan Valdez, que tengan una tierrita, que puedan cosechar el producto que esté en ese momento en demanda, que pueda mandar sus hijos a la escuela, que tenga servicios de salud, que tenga una vida digna.

Eso es lo que queremos para la mayoría de los campesinos de Colombia y por eso queremos restituirles las tierras que les quitaron a la fuerza.

Pero como decía Gandhi, lo que se adquiere a la fuerza, se defiende a la fuerza. Y estos violentos que quieren mantener esas tierras a la fuerza están asesinando a los líderes campesinos a los que se les restituyen las tierras. Y eso no lo vamos a permitir.

El Estado colombiano se va a unir todo y se está uniendo todo para no permitir que esos violentos que no quieren que el país siga progresando, vaya a detener una política de desarrollo tan importante.

Golpes a bandas criminales y Farc

Lo mismo sucede con las bandas criminales, las Farc. Nos les estamos metiendo a la madriguera. Y se los digo yo que los he combatido como tal vez ningún otro colombiano.

Cuando yo llegué al Ministerio de Defensa, que dije: los miembros del Secretariado van a caer, mucha gente se rió. ‘No, eso nos vienen diciendo hace 40 años’.

Pues bien. Ahí cayeron, uno por uno, comenzando por el bandido de ‘Raúl Reyes’. Y cayó el ‘Mono Jojoy’ y esta semana dimos de baja a dos personajes macabros, estábamos detrás de ellos hace mucho tiempo. El alias ‘Jerónimo’ (Arquímedes Muñoz Villamil) y el alias ‘Oliver Solarte’), el ‘Negro Acacio’ del bloque sur de las Farc.

Este alias ‘Jerónimo’ era el comandante del comando central, jefe del comando central, jefe de seguridad de ‘Alfonso Cano’ (Guillermo León Sáenz Vargas).

Y ayer dimos de baja a 10 guerrilleros y capturamos cuatro más. Y ahí vamos a seguir insistiendo hasta que este país encuentre esa paz que todos queremos, añoramos.

Que nos permitan dedicarnos exclusivamente a labores como esta que nos reúne el día de hoy, labores que realmente enriquecen a una sociedad.

‘De cero a siempre’

Yo los felicito por este evento y doctor Germán Toro (Director Ejecutivo de la Red de Universidades Públicas del Eje Cafetero), usted me daba las gracias a mí. Yo no quiero llevarme indulgencias ajenas; gracias al Presidente Uribe que fue el que puso la semilla de esto.

Pero asisto a este evento con gran emoción, porque nosotros hemos lanzado un programa que se llama ‘De cero a siempre’, inspirado en una tesis que yo he venido defendiendo hace mucho tiempo. Que no es mía, es una tesis de los clásicos, de la época inclusive de la época antigua: que la educación comienza en la cuna y termina en la tumba.

Es decir, que tiene que haber un proceso permanente de educación y de un mejoramiento de la educación.

Pero como en todo proceso de construcción, el inicio es lo más importante.

Si este edificio se construye en cimientos débiles y mal concebidos, el edificio, viene cualquier temblor, cualquier cosa y se derrumba. Lo mismo sucede con la educación. Si el inicio es sólido, si esa primera infancia, si los niños y niñas tienen la oportunidad de desarrollar sus habilidades que van a aplicar el resto de sus vidas, entonces las posibilidades de que ese niño, esa niña continúe por el buen camino, continúe por la buena educación se multiplica, son mucho mayores.

Por eso le queremos dar tanta importancia a la política de la Primera Infancia, porque ese es el camino para ir sembrando prosperidad.

Y usted hace un mal negocio, Germán Toro. Las universidades no hacen un mal negocio. Es el mejor negocio del mundo el asociarse a proyectos como éste.

Porque estos niños que acabamos de ver, bien nutridos, bien tratados, bien educados, mañana van a ser ciudadanos tolerantes, ciudadanos responsables y van a ser estudiantes en sus universidades que van a tener unas calificaciones mucho más altas, van a estar mucho mejor preparados.

Entonces su universidad va a poder sacar pecho y decir, mire esa cantidad de buenos estudiantes que estamos graduando, porque usted tuvo la visión de invertir cuando esos niños o esos muchachos eran niños y esos niños se estaban formando.

Por eso es tan importante que el país entienda que la educación debe ser un proceso permanente y que hay que concentrar los esfuerzos en toda la cadena.

Y usted sabe que vamos a presentar una ley de reforma a la educación superior. ¿Qué es controvertida? Sí, discutámosla. Pero que nos va a permitir mejorar mucho el acceso, porque ahí hay un cuello de botella tremendo en el proceso educativo del país: que una cantidad de niños bachilleres que quieren continuar estudiando en la educación superior y no pueden. No pueden, o porque no tienen recursos o porque no hay cupos en las universidades.

Entonces estamos combinando que todas las madres que con gran esfuerzo les dan a sus hijos la oportunidad de graduarse del colegio, estamos poniendo en marcha un programa que prometimos en la campaña: que esos muchachos y muchachas, apenas se gradúen del colegio tengan la posibilidad de acceder a un crédito a cero interés real.

Pero no solo eso, porque muchas veces dicen: bueno y yo pago la matrícula y con qué como, con qué mantengo o con qué se mantiene mi hijo durante los años que tiene que estudiar.

Pues estamos ya creando un fondo para darle plata también para que estudie. ¿Y cuando tiene que pagar eso? Cuando tenga un trabajo, no antes.

Aumentar oferta educativa y mantener calidad

Pero para poder cumplirles a esos muchachos, tenemos que aumentar mucho la oferta de la educación superior y siempre manteniendo la calidad.

Por eso queremos que el país tome conciencia de permitir inversión en la educación superior que aumente la oferta y que aumente la calidad al mismo tiempo.

No se trata –y quiero ser muy claro– de privatizar la educación pública; no se trata de eso. Se trata de buscar, como lo ha hecho la China, como lo ha hecho Corea; la China, un régimen comunista. Más del 20 por ciento de los chinos que hoy están ganando todas las competencias de educación en el mundo. Por eso están progresando tanto, porque han invertido en la educación; han concebido lo que usted decía, doctor Toro, al final de su intervención: país o sociedad que no entienda que la educación es el vehículo del progreso, se queda atrás.

Y nosotros no nos queremos quedar atrás.

Por eso desde la cuna, estos jardines, esta primera infancia, el colegio, la universidad, los centros tecnológicos, inclusive después, para que las empresas, doctor Villegas, tomen conciencia de que a los empleados hay que recapacitarlos cada 6, 7 años, porque la tecnología cambia, porque cambian las formas de producción; si nosotros internalizamos ese concepto ‘De cero a siempre’, de que la educación comienza en la cuna y termina en la tumba, vamos a ser un país mucho más poderoso, mucho más rico, rico en todos los sentidos.

Sentido humano, sobre todo; sentido social.

Y por eso este evento de hoy, de venir a este barrio, a Tokio, a darle –como dicen– la largada a esta gran obra, donde los niños de este barrio van a tener unas oportunidades muy parecidas a las que han tenido mis hijos.

Yo también estuve en un jardín infantil y yo vengo del estrato 6, y no tenía nada que envidiarle a este jardín, nada.

Y yo lo que quiero, doctora Elvira (Forero, Directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar) –y por eso le pido que me siga invitando a esto, pero sobre todo que siga haciendo este tipo de obras– es que todos los niños de Colombia tengan las oportunidades que tuvieron mis hijos o que están pidiendo aquí estos 300 niños que van a poder ser educados en su primera infancia; bien educados en su primera infancia.

Por eso, señor Alcalde (de Pereira, Israel Londoño), cuente con su otro jardín infantil.

Pero entonces falta una cosa para poder darle la largada. ¿Quién lo va a operar?

¿Usted por qué no se compromete aquí a operarlo y ya cerramos el negocio?

¿Está bien? Bueno, entonces cerremos ese negocio y construyamos, y al próximo si me pueden dar las gracias a mí, éste es para Uribe.

Madres comunitarias

Pero yo quiero también hacerles un agradecimiento a unas personas que cumplen un papel en la sociedad demasiado importante, que son las madres comunitarias.

Por eso, yo lo he dicho muchas veces: ustedes cumplen una labor tan importante como la que cumple un ministro, un general o ciudadanos muy prominentes del Estado colombiano, de la sociedad.

Ustedes están educando a los niños en el momento más importante de sus vidas. Y por eso tenemos que consentirlas mucho, por eso tenemos que capacitarlas, por eso, usted sabe doctora Elvira, que le he dicho muchas veces que a nuestras madres comunitarias hay que cuidarlas en forma muy especial.

Y yo les quiero agradecer esa labor que ustedes hacen, porque es realmente para la sociedad.

De manera, que señor Gobernador (de Risaralda, Víctor Tamayo), señor Alcalde (de Pereira): muchas gracias por esta hospitalidad. A los pereiranos muchas gracias también por la hospitalidad. Usted sabe que cada vez que yo vengo aquí, me siento en mi casa. Senador (Carlos Enrique) Soto, usted sabe que así es.

Y aquí me quedaré hasta mañana. Tenemos una agenda bastante intensa. Ahora vamos a una reunión sobre la competitividad, después sobre la ola invernal, después un Consejo de Seguridad; que mañana tenemos un Acuerdo para la Prosperidad sobre un tema muy importante que ha afectado mucho a esta zona cafetera, que es el empleo. Y donde estamos empeñados en ver cómo mejoramos estas cifras de empleo.

Pero de todas formas, a todos, muchas gracias. Y a seguir educando a nuestra primera infancia”.