24 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

No entiendo a Javier

20 de marzo de 2011
20 de marzo de 2011

Sus conferencias han girado siempre en círculo monotemático en cuanto a la 617,  instrumento que pretendía viabilizar al estado pero que con remiendos  y malabares truculentos, a los que estamos acostumbrados los colombianos, quedó como una colcha de retazos, que desdibujada  no tiene ninguna incidencia en la estructura económica del país. El ahorro de su consentida se lo han robado de manera inmisericorde.

Javier fue llamado por el gobernador  Julio César López para que se hiciera cargo de la planeación departamental en consecuencia a su merecido reconocimiento como hombre público. Pues su paso por la administración  fue un fiasco, no dio pies con bolas. No es lo mismo especular dese la muelle orilla de los debates académicos, retóricos e insulsos que meterse al barro de la ejecución de las alambicadas fruslerías .No pudo con el puesto y lo relevaron.

El reforzamiento de las arcas estatales no se hace con la miserabileza de quitarle a los pobres empleados públicos pírricas raciones de su escaso salario. Se hace siendo honrados en la ejecución de los presupuestos y en la transparencia. Es tan poca la incidencia en la racionalización del gasto, por ejemplo en el departamento del Quindío con las tales primas, que si nos hubiésemos dedicado mejor a cuidar los recursos y no malgastarlos en teleféricos o veleidades gastronómicas la cosa sería a otro precio.

A Javier se le  reconocía hasta hoy  su constancia y  coherencia mental en temas de hacienda pública y  honradez en el manejo de los recursos, pero una voltereta, que si bien tiene argumentaciones jurídicas, lo pone ante la opinión como oportunista y veleta al viento. Si Ramírez se salva de desnucarse con el brusco proceder no podrá jamás reivindicarse por cobrar deliberadamente las primas que tanto atacó y por la cuales amenazó hace pocos días incluso con tutela.

No se puede entender cómo un ciudadano que hasta hace pocos días se rasgaba las vestiduras por arrebatarle a  los pobres funcionarios una miserable ración haya presentado una formal petición al gobierno departamental para que se le consigne en su cuenta personal lo correspondiente a “su derecho que me otorga la ley para reclamar el reconocimiento, liquidación y pago de prima de servicios por los periodos de agosto 04  de 2008 a junio de 2009, de julio 1 de 2009 a junio 30 de 2010 y de julio 1 de 2010 a septiembre 15 de 2010 y la bonificación por los servicios prestados  por los periodos de agosto 4 de 2008 a junio 30 de 2009,de julio 1 de 2009 a junio 30 de 2010 y de julio 1 de 2010 a septiembre 15 de 2010”

No entiendo a Javier