22 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Las mentiras piadosas

20 de marzo de 2011
20 de marzo de 2011

Lo más loable, sin embargo,  es que tiene una capacidad de contagio enorme en la medida que todos sus colaboradores ha aprendido a llevar la camándula, algunos en el bolsillo y otros en el cuello, con el fin de no ser sorprendidos por su jefe sin tan importante instrumento de fe mariana. Dicen quienes frecuentan el Hospital San Jorge que con la administración de doctor Tamayo, se incrementaron los rezos y las plegarias en dicha institución, para alivio de las almas pías que se encuentran recluidas con grandes dolencia espirituales.
Seguramente que todas esas medidas fueron apoyadas por la antigua Gerente del Hospital San Jorge, la doctora María Helena Ruíz, quien siempre mostró una lealtad sin límites hacia su jefe político, el señor Gobernador. Y de ello dio muestras por aquello de las mentiras piadosas que siempre defendió ante los medios hablados y escritos. Durante todo el tiempo se dedicó a vender la imagen de que el Hospital San Jorge estaba en pleno proceso de recuperación en el orden financiero, a tal punto que el mismo señor Gobernador se dedicaba a dar citas con los especialistas, para vender la idea de que la situación era tan boyante, y que tenían tanta oferta, que era necesario presionar a los usuarios para que hicieran uso de todos esos servicios que les ofrecía el Hospital.
Pero, ¡Oh sorpresa!, cuando llega el nuevo Gerente, el doctor Rafael Luca Sandoval y toma posesión de su nuevo cargo en el Hospital San Jorge, advierte que hay un déficit presupuestan que oscila entre 5 y 6.000.000.000 (seis mil millones de pesos), y unos pasivos del orden de 20.000.000.000 (veinte mil millones de pesos).
La tragicomedia termina cuando La Tarde entrevista a la doctora María Helena Ruíz y cuando le preguntan la razón por la cual no había dicho la verdad en cuanto a la situación financiera del Hospital, ¡sorpréndanse!, respondió: “La alarma no genera confianza y reduce las posibilidades de contratación porque con unas cifras tan frías, que aterrorizan, viene una EPS a contratar y se abstiene de hacerlo.”. Como quien dice, era mejor seguir diciendo mentiras piadosas, para mostrar unas cifras tibias o calientes que no desalentaran a las EPS para la contratación con el Hospital. Eso, en términos de Maquiavelo significa: el fin justifica los medios.
Como quien dice: el que peca y reza, empata. ¿Será esa la razón por la cual se observa un espíritu de tanta oración por los lados de la Gobernación?.