26 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Instructores SENA se capacitaron en manejo y mantenimiento de equipos de café

23 de marzo de 2011
23 de marzo de 2011

En la Regional Quindío se llevó a cabo la relacionada con el manejo y mantenimiento de equipos, bajo la dirección de Diego Vargas gerente de industrias Quantic.

“Los laboratorios de catación tendrán como función principal ofrecer un espacio con equipos y herramientas para determinar la calidad física y sensorial del café  para de esta forma, dar respuesta a las demandas de formación de técnicos y productores de café en el país.  Los  instructores encargados de llevar a cabo los procesos de formación en estos cinco departamentos recibieron la capacitación necesaria a replicar en la comunidad y tendrán bajo su responsabilidad el desarrollo de cursos de formación complementaria y titulada en cada Centro de Formación”, manifestó Jesús María Pedraza Roncancio, coordinador nacional de Buenas Prácticas Agrícolas del SENA.

Diego Vargas, gerente de industrias Quantic, empresa proveedora de los equipos destacó la importancia de esta jornada y aseguró: “Se ha mostrado una receptividad muy interesante en torno a este tema, sobretodo porque el SENA es la entidad idónea para proporcionar la capacitación en café, algo que le hacía mucha falta a Colombia”.   

Según los instructores asistentes al proceso formativo, los caficultores serán los más beneficiados con todas estas actividades enmarcadas en los laboratorios de catación de café, toda vez que aportan al crecimiento de posibilidades de desarrollo económico al poder ofertar un café de mejor calidad en lo físico y sensorial aprovechando   oportunidades del mercado internacional. “Estamos tratando de encontrar soluciones a una necesidad que tiene la institución de dar mejor apoyo a la información que  tiene el caficultor con respecto a su producto”, así lo precisó Diego Luis Hoyos, instructor del centro de formación cafetera de la Regional Caldas.

Finalmente se concluyó que es necesario implementar más lo que conocen, aprender más de lo que se tiene, para de esta manera ofrecer un proceso de aprendizaje real al caficultor colombiano y al mismo aprendiz