17 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Con cárcel de 4 a 6 años penalizarán porte de armas blancas

11 de marzo de 2011
11 de marzo de 2011

Además, la sanción mínima para quienes reincidan en el porte indebido de este tipo de armas -cuchillos, navajas, puñales, machetes, manoplas, leznas y mazos- y tengan antecedentes penales, puede ser aumentada en una sexta parte y la máxima hasta en la mitad.
 
Así lo establece el proyecto de Ley radicado por el representante a la Cámara por Bogotá, Wilson Gómez Velásquez, del partido de La U, que penaliza en Colombia el porte de armas blancas y/o cortopunzantes o contundentes.
 
La iniciativa, puesta a consideración de la Cámara Baja, define como arma blanca todo instrumento, máquina o elemento que sirva para atacar o defenderse, y cuya utilización ponga en riesgo la vida. No están catalogadas como tales las herramientas o elementos con fines laborales.
 
El proyecto esta avalado por el presidente de La U, senador Juan Lozano, y suscrito por los representantes Eduardo Díaz Granados (Magdalena), Gerardo Tamayo (Santander), Carlos Hernández Mogollón (Norte de Santander), Didier Burgos (Risaralda) y Alfredo Molina (Cundinamarca).
 
Gómez Velásquez, explicó que las más recientes cifras sobre violencia y delincuencia urbana reflejan que este tipo de armas han cobrado mucha importancia en la comisión de delitos de gran impacto social como homicidios, hurtos y lesiones personales.
 
La Policía Nacional, según el proyecto, será el organismo encargado de expedir el carné o permiso especial a personas que por razón de su oficio o trabajo tienen que portar cualquier instrumento catalogado como arma blanca, y el DAS alimentará la base de datos de los infractores.
 
En el año 2009 en Colombia se cometieron 15.817 homicidios, de los cuales 2.372 fueron con armas cortopunzantes y ocurrieron principalmente en Bogotá, Medellín y Cali. Esta cifra es coherente con el número de cuchillos que se decomisan en promedio al año en el país: 500 mil.
 
En el caso de Bogotá, en el 2009 se registraron 1.645 homicidios, de los cuales el 61 por ciento fueron con armas de fuego y el 32 por ciento (532) con armas o elementos cortopunzantes.