28 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia está superando su epidemia de excusas

31 de marzo de 2011
31 de marzo de 2011

Lo anterior, ha sido el resultado de la puesta en marcha de las cuatro etapas de la campaña Inteligencia Vial que surgió como una solución a la epidemia de excusas y que busca consolidar una nueva forma de vivir en las calles y construir hábitos positivos en millones de colombianos. Estas cuatro etapas: entendimiento del problema, presentación de la Inteligencia Vial como la solución, ejemplificación de la toma de decisiones y el intercambio de excusas han permitido avanzar en el camino de la construcción de nuevos hábitos para lograr un mejor comportamiento de las personas en las vías. “Destacamos que vamos en la dirección correcta, hacia un cambio cultural construido paso a paso a partir de la reflexión, a partir del auto-control, a partir de la construcción voluntaria de nuevos hábitos. Sabemos que transformar la realidad toma tiempo pero estamos perseverando con el propósito de lograr salvar el mayor número de vidas en las vías. Esto nos compromete a seguir trabajando en esta línea, hacia el siguiente paso que es convertir la Inteligencia Vial en el hábito y la vivencia diaria de todos los colombianos”, afirmó Alexandra Rojas Lopera, Directora Ejecutiva de la Corporación Fondo de Prevención Vial.

Una encuesta realizada por el Fondo de Prevención Vial a los colombianos que dieron a conocer sus excusas, concluyó que la principal excusa de los colombianos es el afán con un total del  22.6%, seguido por la pereza con un 11.8%, mientras el 10.9%, atribuye su comportamiento inadecuado al despiste.

Más del 95% de los colombianos ha estado en contacto con la Inteligencia Vial a través de diversos medios de comunicación. Así mismo, como consecuencia del lanzamiento de la campaña, el 65% de los encuestados afirma haber evidenciado un cambio positivo en la conducta de los demás en las vías con comportamientos prudentes, responsables y conscientes. En consecuencia, las personas creen que es posible construir una mejor cultura ciudadana.

“La “Inteligencia Vial” ha sido una propuesta para reemplazar nuestra cultura de ser vivos, de irrespetar las reglas de convivencia y de tener poco cuidado con los demás; por una cultura orientada hacia la seguridad vial. Los colombianos empezamos a construir una idea, comenzamos a hablar de la necesidad de avanzar hacia una nueva cultura vial. Querer cambiar nuestras excusas es un buen comienzo. Los colombianos ya creemos que el cambio es posible. Hoy vemos con entusiasmo que la población encuestada asegura que la campaña se percibe como un movimiento nacional y ciudadano en procura de lograr cambios culturales a futuro que partan de cada uno. Lo que ha buscado esta iniciativa es lograr interiorización y apropiación, el primer paso hacia una construcción colectiva, hoy podemos concluir que estamos avanzando en la dirección correcta”, puntualizó Alexandra Rojas Lopera.

Adicionalmente, el 85% de quienes están usando elementos alusivos a la “Inteligencia Vial” aseguró que la iniciativa ha generado conciencia e impacto en su comportamiento, lo cual se traduce en una señal positiva de cambio cultural dado que es una señal de auto-regulación, factor fundamental para lograr un cambio sostenible.

“Aunque aún nos falta mucho por avanzar en lograr que  la Inteligencia Vial no sea solo un ícono, sino que además la gente la use y aplique en las vías, los resultados del Compromiso Nacional para salvar vidas son una señal contundente de que podemos evolucionar hacia un cambio cultural profundo y real, lo cual requiere ser persistentes para la construcción de nuevos hábitos, construir sobre lo construido”, agregó Alexandra Rojas Lopera.

Los resultados son contundentes en evidenciar que los colombianos ya están reconociendo la necesidad de que exista una nueva ética en las vías, el siguiente paso es convertirla en una vivencia habitual. El 77% de la gente cree que es posible lograr una nueva y mejor cultura ciudadana

En el 2010 se salvaron 132 vidas, un poco más del 2% de las vidas perdidas en 2009

Según cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal, por primera vez desde 2006 se logró reducir el número de personas fallecidas en accidentes de tránsito en Colombia con relación al año anterior. En el 2010 se salvaron 132 vidas, un poco más del 2% de las vidas perdidas en 2009.

Es importante destacar que ciudades como Barranquilla, Cartagena y Medellin, redujeron las cifras de accidentalidad en: 32%, 27% y 3%, respectivamente.   

“Las cifras recientes sobre accidentalidad vial, también demuestran que vamos por buen camino. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la reducción de la accidentalidad depende de factores como la infraestructura, calidad de equipo y vehículos, comportamiento humano e institucionalidad.”, agregó Alexandra Rojas al aclarar que no es posible atribuir la reducción sólo al cambio de comportamiento de los colombianos.

El Fondo de Prevención Vial firme en su objetivo de proteger la vida de los usuarios de las vías en Colombia y comprometido con buscar soluciones al problema de la accidentalidad en las calles y carreteras, continuará trabajando por consolidar una nueva cultura ciudadana basada en el respecto por la integridad de los seres humanos.