28 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Y no entiendo

9 de febrero de 2011
9 de febrero de 2011

Si Jorge Eliécer Orozco tiene la primera tribuna escrita del departamento, es por lo menos curioso que se queje en lamento por el silencio de los líderes de la región.

En buen romance y a manera de constructiva opinión, a su periódico le hace falta más compromiso regional y en lugar de llenar páginas de lugares comunes debieran reforzar su grupo periodístico para profundizar sobre los temas que le hacen falta al departamento y que a gritos se pide, no de algunos ocasionales opinadores, sino con la camiseta puesta del cotidiano local.

Están en deuda con temas de mucha importancia como el tal embalse, los alcantarillados, el  túnel, el teleférico, etc.… pero no en disgresiones al vaivén de los caprichos, sino con profundización, con berraquera editorial. Datos concretos, investigación profunda de estos urticantes temas deben ser del oficio y la responsabilidad de este periódico.

No sabemos los lectores qué ha pasado en profundidad con estos temas.

A uno no lo llevan a los medios a que se queje sino a  hacer cosas.

No hay que empalagar y  dejar en  quejumbrosos editoriales reclamos inoficiosos, lo mejor sería salir a liderar temas y hechos concretos en beneficio colectivo y con contundencia.

Por eso la cantinela nuestra  de que en el Quindío hace falta otra mirada periodística.

No podemos quedarnos en lo anecdótico de pasar por encima de los grandes problemas de la región y salir como plañideras a reclamarle a los demás lo que nosotros no hemos hecho como compromiso que nos impone la sociedad.

Otro, este sí sistemático oprobio, de descalificar todo lo que huela a política, es también por lo menos un contrasentido.

Quién le podrá dar  credibilidad a un periodismo asexuado.

Quién ha dicho que la política es de leprosos que deben estar recluidos en sanatorios.

Esa recurrente  manía de poner en entredicho al periodismo político utilizando unos argumentos muy discutibles como  la aparición en los medios de sobrevinientes vividores es por  lo menos una entelequia.

Los silogismos para descalificar están mandados a recoger.

Mi dilecto amigo Orozco Dávila toda la vida ha vivido de una u otra manera de la política.

Cuando ejerce su derecho de opinar o cuando pone su pluma en la información y toca cualquier tema sensible a la región, está haciendo política, y cuando se le ve defendiendo posiciones partidistas, como muchas veces lo ha hecho, pues qué hace…política mi querido amigo.

Quién mejor que Jorge Eliécer hizo política con Rodrigo Gómez, Horacio Ramírez, Lucelly García de Montoya. O es que ellos, o a lo mejor ahora Luz Piedad Valencia, son ángeles salidos del prístino y virginal vientre del espíritu santo. No. son políticos y qué políticos. ¿O será que el pecado es transferible sólo a  los de menor estatus?

Mí estimado anfitrión menos quejas y más periodismo. Porque de lo contrario o ya me puse viejo del todo y no aprendí… o no entiendo