26 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Vía libre a la descontaminación del Río Bogotá

21 de febrero de 2011
21 de febrero de 2011

Con la presencia del Presidente Juan Manuel Santos como testigo de excepción, el acuerdo fue firmado por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, el Departamento Nacional de Planeación, la Gobernación de Cundinamarca, la Alcaldía Mayor de Bogotá, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá.

“La primera fase de la Planta de Tratamiento será financiada con recursos del Distrito Capital, la EAAB, la Gobernación de Cundinamarca y la Nación, hasta por 750 mil millones de pesos. La segunda fase se cubrirá con recursos provenientes de la sobretasa ambiental del Distrito Capital, correspondiente al 7,5 por ciento del Impuesto Predial trasladada a la CAR, incluyendo sus excedentes financieros”, informó la Ministra de Ambiente, Beatriz Uribe Botero.

La construcción de la Planta de Tratamiento de Canoas se realizará dentro de un término estimado de cinco años. Su primera fase se adelantará simultáneamente con la ampliación y puesta en funcionamiento de la segunda fase de la Planta de Tratamiento de Salitre.

La Fase I del proyecto consiste en el tratamiento primario convencional de hasta 14 metros cúbicos por segundo de los caudales de aguas residuales de las cuencas de los ríos Fucha, Tintal, Tunjuelo y Soacha, y la construcción de su estación elevadora por un valor aproximado de 330 mil millones de pesos, de acuerdo con los resultados de los estudios técnicos respectivos.

La Fase II permite alcanzar el tratamiento secundario, una vez se concluya o liberen los recursos comprometidos por la CAR en la ampliación y optimización de la PTAR Salitre.
“Con el acuerdo se logrará el saneamiento del Río Bogotá en la cuenca media oriental, a través de la recolección de las aguas servidas generadas por los usuarios de Bogotá y Soacha y la conducción de las mismas, a los sistemas de tratamientos existentes y proyectados para su depuración, con el fin de lograr la descontaminación del Río”, indicó la titular de la cartera ambiental.

De conformidad con el documento Conpes 3320 de 2004, el programa de saneamiento del Río se desarrolla en dos componentes: el saneamiento de los vertimientos del Distrito Capital y el saneamiento de los vertimientos de los 41 municipios de Cundinamarca ubicados a lo largo de la cuenca del Río, que se adelantará en el marco del Plan Departamental de Agua de Cundinamarca, liderado por la CAR y la Gobernación, y cuyo costo total asciende a 5,4 billones de pesos que se vienen ejecutando desde 2004.

El primer componente incluye tres sub-componentes, como son recolección y transporte de las aguas residuales municipales del Distrito, ampliación y optimización de la PTAR Salitre a 8 m3/s y tratamiento secundario con desinfección, lo que permitirá el uso del agua para riego sin restricción, y la construcción de la PTAR Canoas.

Dentro de las obras que componen el megaproyecto Río Bogotá, a la fecha se han ejecutado con recursos del Distrito Capital y la EAAB los interceptores Engativá- Cortijo y Fucha-Tunjuelo, manejo de caudales río Salitre y obras complementarias, y se encuentra en ejecución el interceptor Tunjuelo-Canoas.

Con recursos de la CAR correspondientes al 7,5 por ciento de la sobretasa al impuesto predial de la ciudad de Bogotá se iniciará próximamente la ampliación y optimización PTAR Salitre y la adecuación hidráulica de la cuenca media.