22 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Rechazo por agresiones físicas a periodistas que cubrían protesta camionera

15 de febrero de 2011
15 de febrero de 2011

Una de las colegas  del grupo Caracol Radio, Julieth Montoya, resultó lesionada en una de sus extremidades superiores y fue trasladada al hospital de La Misericordia en Calarcá.

Los hechos ocurrieron en una vía que conduce a la Línea por la variante sur de dicho municipio.

La agremiación divulgó el siguiente comunicado:

Los integrantes de la Asociación de Periodistas del Quindío, agremiada en la Federación Colombiana de Periodistas FECOLPER y miembro de la Federación Internacional de Periodistas FIP, rechazamos las agresiones a la prensa a propósito del paro nacional de camioneros que congrega ACC en Quindío.
En las últimas horas un equipo de periodistas que cubrían una supuesta marcha pacífica de los integrantes de ACC fue sorprendido a piedra. Una de las colegas  del grupo Caracol Radio, Julieth Montoya, resultó lesionada en una de sus extremidades superiores y fue trasladada al hospital de La Misericordia en Calarcá.Los hechos ocurrieron en una vía que conduce a la Línea por la variante sur de dicho municipio. De inmediato la profesional fue valorada por los ortopedistas de la unidad de urgencias del centro hospitalario.
El sábado, hacía el medio día, cuando otro grupo de comunicadores cubrían la protesta de los mismos camioneros en el mismo lugar, el reportero de Caracol Televisión ´free lance´ fue agredido verbal y físicamente por los marchantes. Aseguraron en su oportunidad que los medios de comunicación son arrodillados frente al paro de camioneros y que “no nos dan pantalla”.
La Asociación de Periodistas del Quindío ASOPEQ llama a los manifestantes a entrar en razón y no atentar contra la vida, en este caso de quienes defienden los derechos individuales de los colombianos. Los periodistas solo cumplían con su función social y buscaban reacciones sobre el atentado del que fue víctima un hombre en su camión, el cual resulto incinerado y está en condiciones lamentables, en hechos ocurridos en el departamento.