19 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Noticortas

13 de febrero de 2011
13 de febrero de 2011

Hoy, esta emisora, en el centro de la banda preferencial, es un triste remedo de su dorado ayer, el de los Tobón Martínez. Hoy, sus espacios son arrendados a brujos, pastores y especuladores de fe , quienes, en su afán irrespetan a la audiencia y la más grave el idioma y nuestra idiosincrasia.
Si le dan autonomía y respaldan la gestión de Edgard, seguramente los resultados no se harán esperar. En esta frecuencia hay talento y experiencia, Graciela Torres y su equipo, Jairo Alonso Vargas, entre otros.

Director de radio en Todelar.

Luis Alfredo Hernández, narrador deportivo y periodista. Hombre de radio, ex director de Radio K, Radio Santa Fe y Colmundo, fue nombrado director de radio de la Cadena Todelar. Hernández es un místico de la escuela clásica del periodismo deportivo, quien ha logrado el reconocimiento a su trabajo, gracias a su devoción, talento y calidad humana. La experiencia de este comunicador si es bien capitalizada por Carlos Arturo Tobon K , estoy seguro redundara en logros , los que necesita urgentemente esta casa radial.

Olímpica Estéreo.

Gracias a la buena labor que esta haciendo Dalia Bernal, directora de Olímpica, esta frecuencia intenta volver al lugar que se merece, el de vanguardia. Dalia, ex directora de Tropicana Estéreo, donde hizo un excelente trabajo, el que no fue reconocido por los directivos de Caracol, quienes en “reconocimiento” a su labor en Bogotá, la devolvieron a la provincia como directora de la Vallenata en Bucaramanga, de donde fue rescatada por la gente de Olímpica.

Rodrigo Salazar.

Es el nuevo director de Olímpica Cali. Rodrigo, es una persona que sabe y vive la radio. Fue el primer director de Tropicana Bogotá, a comienzos de los 90. Con él comenzó la radio crossover. Fue quien impuso un gran éxito ranchero en una emisora tropical, “Mujeres divinas”, de Vicente Fernández, en 1991, además el gran promotor de Carlos Vives. Cuando nadie creía en los vallenatos de Vives, Rodrigo lo apoyo y difundió el primer álbum de la telenovela Escalona, el que se convertiría en el disco más vendido de comienzos de los noventa.

Cocquibtown.

Carlos “tostao” Valencia-Gloria” Goyo” Martínez-Miguel “slow' Martínez. Trilogía musical en la que se fusionan una gran variedad de ritmos, nacidos y evolucionados en, Jamaica, USA y Colombia, los que tienen una sola raíz la madre África. Esta familia musical ha sabido dosificar nota a nota y compas a compas las ideas de sus afanes musicales, los que le ha dado identidad ante critica especializada, la que no ha dudado en apoyar el talento de estos originales artistas.
Me llamó la atención sus tintes políticos y apoyo a Piedad Córdoba. Dentro de su retórica hicieron énfasis en la discriminación de los Afro descendientes en Colombia!!! Hasta donde yo puedo dar fe, en mi patria, valoramos y queremos a la gente de color, dentro de los que hemos tenido grande ídolos, Antonio Cervantes “Kid Pambele” – Rocky Valdez- Willington Ortiz – Leonor González Mina, “La negra Grande”- Edgard Rentería, Jairo Varela entre muchos más. Carlos, Gloria y Miguel, ustedes tienen mucho oficio en la música no se detengan en discursos políticos, ustedes han encontrado en su ritmo sus orígenes, proyéctenlo. La huella de su raza esta en nuestro folclore, este es pasión, es nuestro sentimiento, es nuestra identidad. Los políticos, son la plaga de los estados de ayer y hoy.

Luciérnaga de media hora

Aunque se supone que “La Luciérnaga” empieza a las 4 y termina a las 6 y 30 y tendría dos horas y media, lo cierto es que es tal la cantidad de comerciales que emiten, que el programa quedó reducido a unos 25 minutos, en los cuales deben meter 8 chistes, tres comentarios de Gardeazábal, dos imitaciones de don Jediondo y 26 carcajadas de Risa Loca.

No hay silencio que no termine.

Leyendo el libro de Ingrid Betancourd, me encuentro con la realidad de mi patria, flagelada, por narcoterroristas, los que no tienen otro norte que sus intereses económicos, destruyendo la amazonia, la que es patrimonio de los futuros habitantes de este planeta, secuestrando la niñez y juventud de colombianos, reclutados a muy temprana edad para ingresar a las filas de un ejército de miserables, que les roba sus ilusiones e identidad, para convertirlos en asesinos, que matan y se hacen matar, sin saber por que o para que.

Ingrid pudo haber sido la heroina de su historia, sin embargo se convertido en la triste espectadora de sus errores políticos. Pudo más en ellla el instinto político, que la razón. Si ella se hubiera asesorado de un Fernán Martínez, para que le manejera la imgen, seguramente hubiera ganado el premio Novel a la Paz y su nombre estaría donde debería estar. Porque con todo y sus afanes políticos, hay que reconocerle que es una mujer valiente. Es muy fácil criticarla, por su cuota humana, pero una cosa es hacerlo desde un escritorio o un micrófono y otra cosa, es vivir lo que ella tuvo que padecer. El libro de Ingrid, es un excelente testimonio, muy bien escrito , ágil y humano, en el que ella confiesa sus debilidades, errores e ilusiones de fantasías en momentos lejanas. Ilusiones de libertad por las que, sufrió y luchó. Este libro para mi es el mejor testimonio de los que han escrito quienes han sufrido este miserble flagelo del secuestro.

Edgard Hozzman – Londonderry New Hamphire Invierno del 011