18 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mujeres de armas tomar en los policiales de TV

15 de febrero de 2011
15 de febrero de 2011

policiales
Foto Fox publicada por La Nación

Pero en los últimos años, estas series sumaron un nuevo ingrediente: el de la mujer como la detective protagonista, la del rol fuerte, la que resuelve los casos y a la vez lucha por mantener en equilibrio su vida familiar o social. Como Catherine Willows ( Marg Helgenberger ), la mujer que pasó de ser bailarina en un club nocturno a ser supervisora de nivel 3 en la serie CSI Las Vegas. Catherine es, a la vez, divorciada y madre de una niña, lo que a veces interfiere con su desempeño laboral. Pero esta heroína de los policiales siempre logra resolver los dos casos: el criminal y el de su vida personal.

Su capacidad para este trabajo no está sólo en su carácter, sino también, como aspecto que caracteriza a esta serie, en su inteligencia y el uso de la ciencia para atrapar al culpable.

También la inteligencia, aunque aplicada de otra manera, es lo que caracteriza a Emily Prentiss ( Paget Brewster ), una de las protagonistas de la serie Criminal Minds. La diferencia es que aquí no es tanto el ADN o alguna herramienta de laboratorio la que ayuda a esta joven y a su equipo a descubrir al autor del crimen. La resolución se da más por el lado de lo psicológico: busca interpretar el perfil del asesino.

Prentiss es agente especial del grupo del FBI dedicado a estudiar el comportamiento criminal. Hija de una diplomática, desde los primeros capítulos en los que apareció luchó por despegarse del perfil de "acomodada" e hizo valer su puesto por sí misma. Entre otras habilidades, Prentiss maneja varios idiomas, algo muy útil para estos agentes que recorren todo el territorio norteamericano para ayudar a atrapar a los más peligrosos criminales.

Sensibilidad y protección. La fortaleza que estas mujeres manifiestan para enfrentarse con peligrosos criminales y cruentos hechos de violencia y sangre no borra del todo la faceta sensible y el instinto de protección femenino.

Ahí es donde cabe el ejemplo de Lilly Rush ( Kathryn Morris ), la protagonista de la serie Cold Case. Es una detective dedicada a cerrar aquellos casos que nunca pudieron ser resueltos, removiendo viejos hechos con la evidencia que aún persiste y los nuevos datos que pueda conseguir. Lo que la impulsa a buscar a los responsables de estos crímenes es la satisfacción de traer paz a los familiares de la persona fallecida y a la memoria de la víctima misma. Además, debe resolver los problemas que una madre alcohólica le trae. Ese es su Némesis.

Un poco más dura se muestra Mary Shannon ( Mary McCormack ), protagonista en la serie In Plain Sight. Pero ese carácter fuerte es casi un mecanismo de defensa que le permite enfrentar los avatares de su trabajo: la protección de testigos. A la vez, es una réplica del rol que cumple con su familia. Padre ausente, madre alcohólica y una hermana fácilmente influenciable forman el contexto íntimo de esta mujer, que aunque aparente fortaleza constante, tiene el instinto femenino sobreprotector incorporado en todos los aspectos de su vida.

La Ley y el Orden UVE, de estreno. Si hay una serie en donde el rol de detective de la mujer se manifiesta en su mayor esplendor es en la La Ley y el Orden. Unidad de Víctimas Especiales, en la que la protagonista, la detective Olivia Benson (Mariska Hargitay, una de las actrices mejores pagas de la TV estadounidense), se dedica a la investigación de crímenes sexuales.

Su vida profesional siempre va vinculada a lo personal. Olivia es hija de una mujer violada y en ese aspecto logra una gran empatía con las víctimas de sus casos, a la vez que forjaron en ella un carácter duro dispuesto a enfrentar al más depravado de los delincuentes sexuales con tal de resolver el caso.

Un dato curioso es que tanto el nombre de ficción de esta detective, Olivia, como el de su compañero, Elliot, son los nombres de los hijos del creador de la serie, Dick Wolf.

Justamente el rol de la mujer detective es el que se reivindica en "Dirty," el nuevo capítulo de la saga que se estrena en la Argentina, mañana a las 23, en Universal Channel.

En una conferencia de prensa a la que tuvo acceso lanacion.com, el productor ejecutivo de la serie, Neal Baer, adelantó algunos datos sobre este capítulo. "Se trata de mostrar a mujeres que llevan cierto tiempo en estos puestos (de detectives) y de las presiones a las que tienen que hacer frente", dijo Baer.

Es que en "Dirty", además de Mariska Hargitay, actúa como invitada especial Shohreh Aghdashloo. "¡Y este show es dirigido por una mujer también!", aclaró el productor durante la conferencia.

La actriz Aghdashloo describió a su personaje como "una mujer trabajadora y ambiciosa con sus propios sueños". El desafío es, dice ella, cómo hace para separar su vida profesional de su vida privada.

En la Argentina, dos series policiales claves en las que el rol de la mujer detective era protagónico fueron Botineras y, años atrás, 099-central. En la serie más reciente, este rol lo encarnó Romina Gaetani como Laura Possem, la detective que se hace pasar por botinera para investigar un crimen, aunque termina enamorándose de un futbolista, pero finalmente es ascendida.

En 099-central el rol femenino tuvo otros tintes. Sobre todo el encarnado por Carolina Peleretti y Eugenia Tobal, policía y rescatista de la brigada respectivamente, que terminan enamorándose. También protagonizaba la serie Julieta Díaz, como Gabriela Valentín, una policía que proviene "de los bajos fondos".