28 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Equipos deberán tener como mínimo 5 accionistas o 500 socios

23 de febrero de 2011
23 de febrero de 2011

Consagra la iniciativa que  después de seis meses, a partir de la vigencia de la ley, ninguna persona natural o jurídica tendrá derecho a más de un voto, sin importar el número de títulos de afiliación, derechos o aportes que posea en el club.

Así mismo los clubes que se transformen en sociedades anónimas deberán tener como mínimo 5 accionistas y un capital superior a 1.000 SMMLV, en tanto que las  corporaciones o asociaciones deberán tener como mínimo 500 afiliados o aportantes y un capital superior a 100 SMMLV.

El proyecto, de autoría del Gobierno, precisa que los particulares o personas jurídicas  que adquieran aportes o acciones deberán acreditar la procedencia de sus capitales, esto con el fin de evitar el ingreso de dineros de dudoso origen a los equipos de fútbol.

Por solicitud del senador Fernando Tamayo se aprobó  un parágrafo adicional al artículo  5 que prohíbe la delegación en una filial las responsabilidades asumidas por la organización deportiva.

Así mismo, y con el respaldo del director de Coldeportes, Jairo Clopatofsky, se redujo de 90 a 60 días el plazo para que los clubes  cumplan con sus obligaciones laborales, antes de que esta institución los conmine a cumplirlas; de lo contrario, iniciará una actuación administrativa que culminaría en la suspensión del reconocimiento deportivo si no se llegase a ningún acuerdo.

Por iniciativa de la senadora Gilma Jiménez se aumentaron las sanciones y penas a las personas involucradas en actos violentos dentro y fuera del espectáculo deportivo así: hasta de 100 SMMLV por agresión y daño a la infraestructura deportiva y la prohibición de ingreso a espectáculos deportivos por 5 años o hasta de forma definitiva; y prisión de 1 a 5 años por porte, empleo o lanzamiento de sustancias o de objetos contudente dentro de un espectáculo. La pena sería hasta de 10 años de prisión cuando haya conducta terrorista.

Sobre la actuación de menores de  edad en estos actos precisó que se llamará a sus acudientes y se iniciará un proceso de pérdida de custodia. Los clubes que patrocinen barras serán corresponsables por los daños y perderían el reconocimiento deportivo.

Esta iniciativa pasa ahora  a cuarto y último debate en la plenaria de la corporación, antes de convertirse en ley de la república.