26 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En Bogotá los dos uniformados liberados

16 de febrero de 2011
16 de febrero de 2011

Sanmiguel y Solórzano llegaron al aeropuerto de Catam, en Bogotá a las 18:00 horas local (23:00 GMT) y de ahí serán conducidos al Hospital Militar y al Hospital de la Policía, respectivamente.

En el aeropuerto estaban esperándolos sus familiares, entre ellos Olga Mercedes Valderrama y Angélica López, madre y esposa del cabo Sanmiguel y Noemí Julio de Solórzano, madre del policía Solórzano. Ambas familias agradecieron a Dios y a todos los involucrados en el operativo de las liberaciones.

Durante ocho días a los liberados se les practicarán exámenes médicos de rigor y recibirán tratamiento psicológico y psiquiátrico, junto a sus familias, antes de poder regresar a sus hogares.

En el caso del policía Guillermo Solórzano, regresará a Cartagena, ciudad ubicada en la costa norte colombiana, donde se le hará un gran recibimiento, pues es considerado por la localidad como un héroe por haber aguantado la distancia familiar y los demás rigores de una retencion en las selvas colombianas que duró tres años y ocho meses.

Por su parte, el cabo Salín Sanmiguel, quien estuvo retenido dos años y siete meses, será recibido de igual forma en la ciudad de Ibagué, en el central departamento colombiano de Tolima, donde podrá finalmente reunirse con su familia y sus dos hijas, Coudy Samantha, de 3 años y Tatiana, de 6 años.

La liberación de Solórzano y Sanmiguel estaba prevista para el domingo pasado, pero la misión humanitaria no pudo rescatarlos por razones topográficas, atmosféricas y propias de la guerra civil colombiana, según explicó este martes la organización Colombianas y Colombianos por la Paz (CCP), cuya líder, Piedad Córdoba, participó en el operativo.

 
teleSUR/Latercera-RCN-El Tiempo/rp-MM