11 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Hijo de tigre, no sale rayado».

15 de enero de 2011
15 de enero de 2011

En Bambuco conocí a su propietario don Eduardo Calle, años más tarde convertido en uno de los grandes de la industria discográfica. El tercero que distinguí por estos lares fue Álvaro Roa, propietario de Discos Tango y Milenio, el único que aún continúa en el negocio, aunque según afirma, “ya no lo es”.

He hecho este preámbulo para referirme a Ricardo Calle, hijo de Eduardo. Este delfín, no heredó la vocación, ni el talento de su padre, quien a finales de los cincuenta comenzó con un pequeño almacén, en la calle 24 con Séptima: Bolero. Diez años más tarde era dueño de la cadena más importante de distribución y venta de discos: Bambuco, con sello propio. Luego, compraría el Sello Orbe, que tenía representación de licencias españolas y argentinas.

En 1997, luego de haber programado una buena cantidad del catálogo de Sony, le sugerí a Ricardo la reedición de las obras de Las Speakers. Para mi sorpresa, en los archivos de Bambuco y Orbe, faltaban algunas cintas. Sin ningún interés comercial le presté, de mi discoteca personal, el último mini play, que grabaron los Speakers originales en 1968, con Luis Dueñas en la batería, Rodrigo García Guitarra, Oswaldo Hernández segunda guitarra y Humberto Monroy, qepd, bajo y voz. Además le informé a quien pertenecía el material del primer álbum, el de sello Vergara. Este material se lo facilité para que lo remasterizara y así poder hacer una buena recopilación.

Cuando creí que podíamos comenzar el trabajo, Ricardo, me argumentó que este tipo de música no tenía ningún mercado!!! Que no valía la pena invertir en ese material. No me cabía en la cabeza esa respuesta !!! Ricardo, el hijo de Eduardo Calle, no explotaba un catálogo que no le costaba un centavo !!!. En el 2005 me envió un correo solicitándome mi colaboración para la reedición del catalogo de Speakers. Cuando le envié los costos de mi trabajo, se acabó el entusiasmo, el que sí tuvieron los piratas, quienes editaron parte del catálogo y las grabaciones de Time Machine.

En el 2011, para mi sorpresa, han editado una caja con buena parte de las obras de Los Speakers, la que fue descubierta por Julio Sánchez C, quien hizo una magnífica reseña de este material, entrevistando a Rodrigo García, Oscar Lasprilla, Fernando Latorre y Roberto Fioreli. Despliegue promocional que no tuvo eco en Ricardo. En otros tiempos Eduardo, habría movido cielo y tierra, para canalizar este nexo promocional.

Seguramente hubiera enviado una buena cantidad de material para regalar y también hubiera pautado publicidad. Ricardo este no es su negocio. Los piratas se ganaron unos buenos Euros, con la edición del material de Los Speakers y Los Young Beat.
En los tiempos Eduardo, en los setenta, Bambuco era el que le patrocinaba, el Exitómetro a Radio Tequendama de Todelar, la de Gonzalo Ayala..Con su inolvidable “Pompín”.

Cuando Eduardo contrató a los Speakers en 1966, dio la orden a todos sus almacenes que promocionaran y difundieran el Disco de Sello Vergara, esto con el fin de crear expectativa a la nueva Grabación, La Casa del sol naciente.
En 1968, Eduardo, llamó a Oscar Lasprilla, Yamel Uribe y Guillermo Acevedo, para que grabaran al lado de una orquesta de estudio “Esquizofrenia musical”, álbum que aún se continúa vendiendo, después de más de cuarenta años. Ricardo tenga presente este axioma: el éxito es un parto de mula.

Para su consuelo, Ricardo usted no es el único delfín que no hereda la vocación y talento de su progenitor. Los hay más sordos, tercos y tacaños.

Edgard Hozzman – I-16 -011-Londonderry New Hampshire
Invierno del 011- 4 grados bajo cero