12 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los que se van

20 de enero de 2011
20 de enero de 2011

Colombia está llena de desplazados en grandes ciudades y en las intermedias, a tal punto de crear este fenómeno todos los problemas posibles de orden público, de educación, de empleo y de planeamiento.
Pero también hay miles de colombianos que siguen buscando en otras latitudes las oportunidades de tener un empleo digno y unas condiciones de vida humanas. Pero en la medida que la situación económica no mejora en Europa y en Estados Unidos, las condiciones para los inmigrantes se tornan bien difíciles.
En el caso de Asturias, España, una provincia ubicada en el norte y en donde se creería que no existen muchos inmigrantes, las noticias son realmente alarmantes, de acuerdo con la publicación de Noticias Navarra que gentilmente nos envió José Izquierdo. En efecto, en 40 establecimientos públicos rurales de Navarra, 24 superan el 40% de inmigrantes y 8 el 80%.
Estas cifras han puesto la alarma para el sistema educativo de Navarra y ya se está hablando de limitar a un 25% de inmigrantes en los colegios públicos de las ciudades. En el campo, será bien difícil aplicar la norma puesto que la única oferta en materia educativa es la oficial, pero allí donde hay posibilidad de educación privada, se limitará el ingreso de inmigrantes.
Bueno es tener en cuenta estos fenómenos porque el problema no se presenta sólo en Navarra sino que es generalizado. En el caso de Cataluña, uno de los líderes políticos, como es Anglada, ha dejado bien clara la posición de los partidos de extrema derecha al declarar en Madrid los siguiente: “Anglada en Madrid:” Los fascistas multiculturales han llenado España de inmigrantes tercermundistas sabiendo que la mayoría de los españoles se oponía a esa entrada masiva de inmigrantes. Las encuestas hablaban de un 75% de españoles que se oponía a esta locura migratoria. Era previsible que los ciudadanos españoles se terminaran cansando de una sociedad multicultural que no querían y les ha sido impuesto de forma fascista. Si en España hubiera democracia se deberían estar expulsando masivamente a inmigrantes, porque así lo quieren la mayoría de los españoles. Por culpa de los fascistas multiculturales que defendieron la entrada masiva de inmigrantes, que eran una ínfima minoría, estamos ahora en esta situación”.
Qué paradojas de la Historia: cuando llegaron a América, no los queríamos, pero llegaron, se quedaron y expropiaron. Ahora queremos llegar a España y se coloca un muro para que no se mezclen las étnicas. Algo así como lo que a nivel local hacemos: cuando llegan los indígenas, los regresamos a la selva. Pero tarde o temprano, diría Kant doscientos años atrás: el planeta está diseñado de tal manera que un día, inevitablemente nos veamos frente a frente, todos los pueblos, todas las naciones y por ello mismo debemos aprender a convivir con la diferencia.