8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Eje Cafetero, mediano riesgo de trashumancia

29 de enero de 2011
29 de enero de 2011

La trashumancia es la acción de inscribir la cédula para votar en un lugar distinto a aquél en el que se reside y constituye un delito contemplado en el Código Penal Colombiano bajo el nombre de fraude en inscripción de cédulas, que tiene una pena de 4 a 9 años de prisión.

El análisis realizado por la Registraduría consistió en ubicar geográficamente cada uno de los casos identificados de trashumancia en las 989 resoluciones proferidas por el Consejo Nacional Electoral en 2007 que dejaron sin efecto 389.371 inscripciones de cédulas de ese año e incluso de años anteriores, en los casos en que se detectó trashumancia histórica. Adicionalmente se comparó el total inscripciones dejadas sin efecto frente al total de ciudadanos inscritos en el año 2007 para determinar el índice porcentual de riesgo, teniendo en cuenta que el promedio nacional para el año 2007 fue de 10,63% de inscripciones dejadas sin efecto por trashumancia, frente al total de ciudadanos que inscribieron su cédula en dicha vigencia en todo el territorio nacional.

Al comparar el total de inscripciones dejadas sin efecto por trashumancia, frente al total de ciudadanos inscritos, se encuentra que el mayor nivel de riesgo se ubica en Casanare, donde del total de ciudadanos inscritos fueron dejadas sin efecto el 68,88% de las inscripciones. También tienen riesgo muy alto San Andrés, con el 60,75% y La Guajira con el 48,31%.

En el rango de riesgo alto están los departamentos de Sucre con el 25,13%, Guaviare con el 23,6%, Cesar con el 23,06%, Magdalena con el 21,99%, Boyacá con el 20,08%, Caquetá con el 20,02%, Atlántico con el 18,47%, Cundinamarca con el 18,18%, Meta con el 14,32%, Chocó con el 12,5% y Córdoba con el 12,22%.

En riesgo medio y con porcentajes que oscilan entre el 5% y el 10% se ubican Santander, Norte de Santander, Antioquia, Bolívar, Vaupés, Nariño y Tolima. En riesgo bajo, con porcentajes entre 4,9% y 0,1% están Huila, Quindío, Valle, Cauca, Caldas, Risaralda, Arauca y Putumayo; y en riesgo muy bajo están las circunscripciones electorales en las que no se registraron casos de trashumancia en 2007, que son Vichada, Amazonas, Guainía y Bogotá.

En cuanto al número de casos probados de trashumancia, de acuerdo con las resoluciones del CNE, el mayor número de inscripciones de cédulas dejadas sin efecto se ubicó en Atlántico, en donde el CNE identificó 57.065 casos, seguido de Antioquia con 39.618, Cundinamarca 36.516, La Guajira 31.847, Casanare con 26.388 y Santander con 21.616.

En el mapa de riesgo por trashumancia electoral se incluye la información de los 1.102 municipios de Colombia, así como de los 20 corregimientos departamentales donde la Registraduría adelantó el proceso de inscripción.

De acuerdo con las resoluciones proferidas por trashumancia electoral en el 2007 por parte del Consejo Nacional Electoral, esta corporación no sólo dejó sin efecto las inscripciones realizadas durante el periodo habilitado por la Registraduría, que fue del 1 de marzo al 21 de mayo de 2007, sino también las de quienes para esa fecha hacían parte del censo electoral y eran considerados trashumantes históricos.

Análisis por municipios

Al comparar el total de inscripciones dejadas sin efecto por trashumancia, frente al total de ciudadanos inscritos se pudo establecer que 143 municipios presentan un riesgo muy alto de trashumancia ya que en 2007 fueron dejadas sin efecto entre un 50% y un 461% de las inscripciones de cédulas. Los porcentajes superiores al 100% se explican porque en 2007 se dejaron sin efecto las inscripciones de cédulas no sólo de ese año sino incluso de años anteriores, en los casos en los que se detectó trashumancia histórica.

Tal es el caso de González, Cesar, en donde se inscribieron 469 ciudadanos y se dejaron sin efecto 2.164 inscripciones de cédulas que equivalen a 461%. Algo similar ocurrió Clemencia, Bolívar, donde se inscribieron 535 y se dejaron sin efecto 2.193 lo que corresponde al 410%, y en Providencia, en donde se inscribieron 211 personas y se dejaron sin efecto 850 inscripciones, lo que equivale al 403%.

Otros 246 municipios del país presentan entre un 49% y un 20% inscripciones dejadas sin efecto, frente al total de ciudadanos inscritos, lo cual los ubica en un riesgo alto.

En el rango de riesgo medio se ubican 183 municipios que registran entre un 19% y un 5% de inscripciones de cédulas dejadas sin efecto, frente al total de inscritos. Entre el 4% y el 1% se encuentran 68 municipios del país con riesgo bajo y en 482 municipios de Colombia no se registraron casos de trashumancia en el año 2007, lo cual los ubica en el rango de riesgo muy bajo.

En cuanto al número de casos, el mayor número de ciudadanos cuya inscripción de cédulas fue dejadas sin efecto por el CNE se ubica en Barranquilla con 21.488 casos, seguido de Soledad con 20.637, Itaguí con 12.865, Soacha con 10.297, Yopal con 9.441, Girón con 6.215, Maicao con 5.874, Copacabana con 4849, Yumbo con 4778, Manaure con 4504 y Riohacha con 4.273.

Se destaca que de acuerdo con el mapa de riesgo ningún municipio de Amazonas, Vichada ni Guainía, así como en ninguna localidad de Bogotá, se probaron casos de inscripciones trashumancia.

La importancia del mapa de riesgo electoral para las elecciones que se realizarán el 30 de octubre está ligada al artículo 316 de la Constitución Nacional que señala que “en las votaciones que se realicen para la elección de autoridades locales y para la decisión de asuntos del mismo carácter, sólo podrán participar los ciudadanos residentes en el respectivo municipio”

Este es el segundo mapa de riesgos que elabora la Entidad. El primero de ellos se realizó en 2009 y en él se presentaban los riesgos por fraude electoral con base en las sentencias del Consejo de Estado de 2005 y 2009 que anularon actas de escrutinio de las elecciones de Congreso de los años 2002 y 2006. De acuerdo con dicho mapa, el riesgo de fraude más frecuente en Colombia es el de suplantación de votantes.