24 de abril de 2024

Capturados médico y enfermera de alias “Cuchillo”

27 de enero de 2011
27 de enero de 2011

Esta persona actualmente era el responsable de organizar y direccionar la unidad de mandos medios de ERPAC, que entre otras acciones ilegales garantizaba la salubridad de los principales cabecillas y demás integrantes armados en los departamentos del Meta, Guaviare y Vichada límites con Guainía.

Alias ‘conde o anestesia’, como era conocido, después de la neutralización del máximo cabecilla de la banda criminal ERPAC, Pedro Oliveiro Guerrero alias ‘cuchillo’ se refugió en la ciudad de Ibagué, donde se encontraba organizando enlaces con clínicas y hospitales para el reclutamiento de nuevos enfermeros y médicos para la organización.

En la misma operación fue capturada en San José del Guaviare Sandra del Pilar González alias ‘Gina’ o ‘Mafalda”, enfermera y allegada a ‘cuchillo’, quien salió de la zona rural de injerencia de la banda criminal a coordinar la adquisición de elementos de enfermería que se harían necesarios para la recuperación del máximo cabecilla de ERPAC. De acuerdo con la investigación presenta dos órdenes de captura emitidas por la Fiscalía General de la Nación por concierto para delinquir con fines de narcotráfico.

Álvarez Cepeda inició su actividad criminal en el municipio de San José del Guaviare, vinculándose al Bloque Centauros – Frente Guaviare al mando de Pedro Oliveiro Guerrero Castillo alias ‘cuchillo’; los conocimientos en medicina y atención de personas heridas en combate le permitió acercarse a los principales cabecillas del citado bloque de las AUC, generándoles un alto nivel de confianza; en el año 2003 se dio a conocer fácilmente por su experiencia y capacidades en el manejo y atención de heridos en clínicas clandestinas ubicadas en jurisdicción de San Martín, Puerto López y Mapiripán (Meta); durante el escenario de confrontación entre el Bloque Centauros y las Autodefensas Campesinas del Casanare (ACC) enviaba medicamentos a integrantes del ERPAC que resultaban enfermos o heridos en combate y coordinaba la atención médica en Villavicencio y San José del Guaviare.

Con las capturas de ‘conde o anestesia’ y de ‘Gina’ se golpea el direccionamiento de la estructura delictiva de manera contundente ya que el primero de los citados era un cabecilla con mando y liderazgo dentro de la misma, afectando concluyentemente el andamiaje criminal pues era el médico general con más trayectoria en la organización, quien le asistía las enfermedades directamente a Pedro Oliveiro Guerrero Castillo.