24 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Capturado enlace entre “Los Comba” y el “Cartel de Sinaloa”

13 de enero de 2011
13 de enero de 2011

capturó en Cali a Julio Enrique Ayala Muñoz, considerado el principal enlace entre la banda criminal liderada por los hermanos Javier Antonio y Luis Enrique Calle Serna, con el “Cartel de Sinaloa” en México.

La detención, realizada por unidades especializadas de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN), se hizo efectiva frente a una residencia ubicada en el barrio Salomina de esa ciudad, desde donde fue trasladado esta mañana a la capital de la República.

De acuerdo con la investigación, alias “Cóndor”, sería el propietario de las 6,4 toneladas de cocaína incautadas el pasado 29 de Diciembre por la Dirección Antinarcóticos en Buenaventura, golpe que coincidió con la muerte de Pedro Oliveiro Guerrero, alias “Cuchillo”, en una operación de la Policía Nacional. El cargamento, que iba a ser enviado por vía marítima, tenía como destino final los Estados Unidos con escala en Guatemala.

Ayala Muñoz, quien además de trabajar con “Los Comba”, le reportaba directamente a Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo Guzmán”, fue lugarteniente de Wilber Alirio Varela, alias “Jabón”, asesinado el 30 de Enero de 2008 en Mérida, Venezuela. Su ascenso en la escala criminal le permitió ganarse la confianza de los más importantes cabecillas de la mafia, al punto de haber sido quien coordinó el primer envío millonario de dólares incautado a la llamada “Junta Directiva del Narcotráfico” el 16 de Septiembre de 2009 en contenedores procedentes del puerto de Manzanillo.

Contra Julio Enrique Ayala Muñoz, quien escapó de un procedimiento policial efectuado en 2009, y al cabo del cual fueron capturadas 19 personas, pesa una solicitud de extradición expedida el 13 de Mayo de ese mismo año por la Corte del Distrito Este de Nueva York, donde deberá responder por tráfico de estupefacientes.

Alias “El Cóndor”, quien desde entonces se había escondido utilizando una identidad falsa, era propietario de una lujosa hacienda, un yate y vehículos de alta gama ubicados en México, a la vez que había adquirido aeronaves para el transporte de clorhidrato de cocaína, las cuales eran aterrizadas en pistas clandestinas de Roldanillo, La Unión y La Victoria, en el Norte del Valle del Cauca.