18 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Unidad Nacional: el primer balance

19 de diciembre de 2010

Hablar de la necesidad de una coalición de gobierno implica reconocer la existencia de pluralidad de intereses, la insuficiencia de las "mayorías propias", que obran mas como alianza que como grupo.

La pluralidad e insuficiencia mencionadas, requieren de un contexto favorable, donde sea más costoso no estar en la coalición que estar en ella. Ese contexto es el proceso de construcción de consensos.

La demanda social de una actividad política centrada en el bien común, reduciendo los niveles de polarización alcanzados en los ocho años anteriores, la significativa votación alcanzada por el hoy Presidente y el equilibrio creado por él en la agenda y en la representación política,  son factores que permitieron aglutinar en la mesa de unidad nacional a un amplio número de partidos.

El Congreso es el campo de pruebas de la coalición, qué tanta unidad hay, es directamente proporcional a la forma como se debatieron los proyectos y las características de los debates.

El balance legislativo permite afirmar que el consenso de unidad nacional ha dado sus frutos: ley de primer empleo, ley de reforma a la salud, estatuto anticorrupción, ley de reforma política, reforma tributaria, etc.

Lo anterior sin haber caído en el eficientismo abrumador que desprecia el diálogo y el disenso, pues buena parte del Congreso ha mantenido su sentido crítico y propositivo.

El reto que sigue para el Gobierno y el Congreso, es preservar la unidad en un entorno menos propicio en 201,  por las elecciones regionales y la monotonía.