18 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mirador Colombia 2011

29 de diciembre de 2010

Será un año de grandes vicisitudes. Si nos ubicamos en lo que podríamos llamar el mirador Colombia 2011, desde allí, sin necesidad de binóculos divisamos con claridad la martirizada Colombia que nos espera y podríamos dividir este triste y preocupante panorama  Nacional, en tres grupos: factores naturales e imprevistos; factores externos y factores internos.
1º- Factores Naturales e Imprevistos: desde luego que hay que hacer referencia a la ola invernal que nos está apabullando y que ya tiene visos de tragedia, pero, también hay que señalar a los responsables que no obstante disponer de los recursos necesarios para acometer planes y programas para la conservación de los recursos naturales, se hicieron los de la vista gorda, en muchos casos los recursos se perdieron o fueron desviados a otros menesteres. Las Corporaciones Autónomas Regionales, CAR, que les corresponde la gerencia de estos programas tienen mucho que ver con semejante debacle. Está muy bien que los organismos de control inicien cuanto antes las respectivas investigaciones con el fin de dar con los responsables. En muchas regiones los desastres fueron obra del invierno, pero en otras como por ejemplo las de la Costa Atlántica, está latente la desidia, la improvisación y el saqueo de los dineros apropiados para tales fines.
Las consecuencias de la ola invernal, vendrán con mayor incidencia en el inmediato futuro. Por ejemplo, la adecuación de las tierras que han sido arrasadas, para volverlas nuevamente productivas se va a demorar un buen tiempo. La cadena de dificultades como consecuencia del fenómeno de la niña, no pararán allí, la crisis alimentaria que se nos viene encima afectará en buena parte los productos de origen agropecuario de la canasta familiar; sumado a esto, se vienen las epidemias que harán presencia en campos y ciudades, si es que desde ya no se adoptan las medidas necesarias para contrarrestarlas. Las vías de comunicación terrestres en buena parte se encuentran obstruidas y limitadas. Adecuar nuevamente las carreteras y la reconstrucción en general de la Costa Atlántica, costará la friolera de doce billones de pesos. Sin contar las demandas que se ven venir al Estado, como consecuencia de la imprevisión de sus funcionarios.   
2º- Factores Externos: es preocupante lo que ha ocurrido con la Ley Aptdea, que solo fue prorrogada por seis semanas, es decir, hasta el mes de Febrero del 2011, corremos el riesgo de que el nuevo congreso no acometa su estudio dentro del tiempo reglamentario para impedir su vencimiento y de pronto nos vayamos a quedar sin Atpdea por lo menos por el primer semestre del nuevo año. Como otro factor externo, no hay que confiar mucho en el restablecimiento de las relaciones entre Colombia y Venezuela,  soy de los que cree que en el sub consciente del Presidente Hugo Chávez, hay un lobo dormido. Está esperando lo que vaya a ocurrir con el embajador que Estados Unidos designó, y otros asuntos, para tomar posiciones adversas y pendencieras, llevándose por delante lo poco que se ha adelantado.
3º- Factores Internos: el panorama es bastante desalentador, sin embargo, nos tranquiliza la buena gestión que hasta el presente viene desarrollando nuestro presidente. Pero, la cantidad de procesos que se adelantan contra Congresistas, Gobernadores, Alcaldes, Diputados, Ediles y altos funcionarios, especialmente del Gobierno del Ex presidente Uribe, es muy preocupante. El escándalo por los contratos de Bogotá, es capítulo aparte, todo indica que de un momento a otro se tomarán decisiones judiciales que puedan colocar en interinidad la Administración Capitalina.
Debemos ser conscientes que no obstante las buenas intenciones del Presidente Santos y su equipo de Gobierno, por erradicar la corrupción, no va a ser nada fácil, se requiere de toda una lucha cerrada sin descanso, con medidas muy precisas y efectivas, puesto que se trata de un monstruo fortalecido desde hace varios años, con varias cabezas y miles de tentáculos con los cuales tiene dominada buena parte de la Administración Pública y pignorados a miles de funcionarios que actúan como especie de papilomas del cáncer que corroe los presupuestos asignados para las obras sociales de nuestro País.
 
[email protected]
[email protected]