14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los peligros que implica usar el celular mientras se conduce

11 de diciembre de 2010
11 de diciembre de 2010

Recientemente, un estudio publicado por el British Medical Journal (Londres), analizó 500 accidentes de tránsito determinando que el riesgo de verse inmerso en uno ellos mientras se habla por celular es 4 veces mayor que cuando no se hace.

Una de las prácticas más frecuentes en las calles colombianas es la de conducir y hablar por celular gracias a dispositivos tipo “manos libres”, no obstante, el riesgo sigue siendo alto, toda vez que entablar una conversación implica razonamientos, evocaciones, visiones y demás ejercicios mentales que hacen que el conductor no esté plenamente concentrado al tomar el volante.

El análisis hecho a la accidentalidad durante el año 2010 ha permitido evidenciar que hablar por celular ha sido causa primordial para que se presentaran 134 accidentes, los cuales han dejado un saldo preocupante de 53 personas muertas y 122 lesionadas. ¿Cuánto nos distraemos al conducir?

Cuándo un vehículo se moviliza a 60 kilómetros por hora las desatenciones ligadas al uso del celular pueden representar varios metros de descuido, de hecho, cada segundo representa 16 metros de recorrido:

En una conversación de 40 seg se recorren 640 mts.- en un Mensaje de texto de 24 seg se recorren 384 mts – para un Chat corto de 17 seg. recorremos 272 mts – para Marcar un número nuevo se usan 10 seg. y se recorren 160 mts – y Marcar un contacto son 9 seg. y recorremos 144 mts.

Resulta evidente que este tipo de prácticas, bastante recurrentes en los conductores, suscitan un alto riesgo de accidentalidad, por tal motivo, la Dirección de Tránsito y Transporte considera este tipo de actuaciones como una grave infracción que ha implicado la imposición de 67.535 comparendos (257.000 pesos cada uno); de este significativo número de infractores se destacan 13.141 conductores de buses de servicio público y 5.805 vehículos de carga y 920 motociclistas