15 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Senado aprueba financiación y nuevas reglas de juego para partidos y movimientos políticos

14 de diciembre de 2010
14 de diciembre de 2010

La iniciativa pasa a sanción presidencial y desarrolla el Acto Legislativo 1 de 2009 que tiene  como fundamento la reforma de los partidos y movimientos políticos, su  democratización interna, mecanismos de financiación, transparencia en el proceso electoral y aval a los candidatos a distintos cargos del Estado.

La iniciativa, de origen gubernamental, depura y moderniza el ejercicio de la política, introduce reglas precisas y severas en materia de responsabilidad política, con garantías para la participación, con el fin de acabar con los "partidos de garaje" cuya existencia es solo electoral y buscan acceder a la financiación estatal pero no contribuyen con propuestas políticas,. También  combate la feria de avales.

La ponencia de los senadores  coordinadores Juan Fernando Cristo (Partido Liberal), Carlos Enrique Soto (Partido de la U) y de Roberto Gerlein (Partido Conservador), Jorge Eduardo Londoño (Partido Verde), Juan Carlos Rizzetto (Partido PIN) y Luis Carlos Avellaneda (Polo Democrático), señala que los partidos y movimientos políticos se ajustarán en su organización y funcionamiento a los principios de transparencia, objetividad, moralidad, equidad de género y el deber de presentar y divulgar sus programas políticos de conformidad con lo dispuesto en la Constitución, en las leyes y en sus estatutos.

Según el senador ponente Juan Fernando Cristo, "esta ley estatutaria va a permitir avanzar en el mejoramiento del sistema político colombiano". Agregó  que "la iniciativa consagra la figura del anticipo en las campañas de Congreso y regionales como se hace en las campañas presidenciales con el fin de garantizar un apoyo del Estado ya no por el mecanismo de la reposición sino por el mecanismo del anticipo para los gastos".

Este proyecto de ley estatutaria –el 190 de 2010 Senado y 092 de 2010 — también consagra las consultas convocadas por una coalición de partidos y/o movimientos políticos con personería jurídica, que pueden ser internas o populares y se denominarán interpartidistas.

Así mismo, podrán ser convocadas con el objeto de seleccionar candidatos de coalición a cargos uninominales, previo acuerdo suscrito por sus representantes legales sobre el número de precandidatos que cada partido o movimiento podrá postular; si se admite o no la participación de candidatos independientes, caso en el cual se señalarán las condiciones de participación y los requisitos que deben cumplir.

Señala los mecanismos que utilizarán los partidos políticos para garantizar que las actividades de campaña y la propaganda electoral se realicen dentro del límite de gastos fijados por el Consejo Nacional Electoral.

Doble militancia

En ningún caso se permitirá a los ciudadanos pertenecer simultáneamente a más de un partido o movimiento político. Quienes se desempeñen en cargos de dirección, gobierno, administración o control, dentro de los partidos o hayan sido o aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular, no podrán apoyar candidatos distintos a los inscritos por el partido o movimiento político al cual se encuentren afiliados.

Así mismo, los candidatos que resulten electos, siempre que fueren inscritos por un partido o movimiento político, deberán pertenecer al que los inscribió mientras ostenten la investidura o cargo, y si deciden presentarse a la siguiente elección por un partido o movimiento político distinto, deberán renunciar a las curules al menos doce meses antes del primer día de inscripciones. El incumplimiento de estas reglas constituye doble militancia, que será sancionada de conformidad con los estatutos, y en el caso de los candidatos será causal para la revocatoria de la inscripción.

Financiación estatal

En esta materia, la iniciativa aprobada señala que el Estado concurrirá a la financiación del funcionamiento permanente de los partidos y movimientos políticos, por conducto del Fondo Nacional de Financiación política: el 10 por ciento se distribuirá por partes iguales entre todos los partidos o movimientos políticos con personería jurídica; el 15 por ciento se otorgará por partes iguales entre los partidos o movimientos políticos que hayan obtenido el 3% o más del total de votos emitidos válidamente en el territorio nacional en la última elección de Senado de la República o de Cámara de Representantes; el 40 por ciento se distribuirá por partes iguales entre todos los partidos o movimientos en proporción al número de curules obtenidas en la última elección del Congreso de la República y el 15 por ciento se distribuirá, por partes iguales, entre todos los partidos o movimientos políticos en proporción al número de curules obtenidas en la última elección de Concejos Municipales.

Sobre financiación de las campañas

Los candidatos de los partidos, movimientos y grupos significativos de ciudadanos inscritos a cargos o corporaciones de elección popular, podrán acudir a los recursos propios de origen privado, a los créditos o aportes que provengan del patrimonio, a las contribuciones, donaciones y créditos, en dinero o en especie, que realicen los particulares. También a los créditos obtenidos en entidades financieras legalmente autorizadas, a los ingresos originados en actos públicos, publicaciones y/o cualquier otra actividad lucrativa del partido o movimiento, a la financiación estatal, de acuerdo con las reglas previstas en esta ley.

Así mismo, el 10 por ciento se distribuirá por partes iguales entre todos los partidos o movimientos políticos en proporción al número de curules obtenidas en la última elección de Asambleas Departamentales.

Se declararon impedidos los senadores conservadores Roberto Gerlein, José Darío Salazar, Hernán Andrade y Miriam Paredes; por la U, Piedad Zuccardy, Roy Barreras, Manuel Guillermo Mora,  Plinio  Olano, Juan Lozano, José David Name y Germán Hoyos; por el Partido Liberal, Honorio Galvis, Jaime Durán, Arleth Casado, Juan Manuel Galán y Álvaro Ashton; del PIN, Antonio José Correa y Héctor Julio Alfonso; y los  cinco de la bancada del Partido Verde.