2 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El doctor Pachito Santos.

16 de diciembre de 2010
16 de diciembre de 2010

Así por ejemplo, Francisco Santos soñó alguna vez con ser vicepresidente de Colombia y gracias a las abundantes acciones que tenía-tiene en uno de los periódicos más influyentes del país, llegó a esa posición para satisfacción propia y del entonces presidente Uribe al cual le echaban el incienso correspondiente por sus acciones de gobierno.
El doctor Juan Manuel, también Santos, pudo realizar su sueño, un poco más elevado que el de “Pachito”, como fue la presidencia de la República. Para eso se preparó, estuvo como Ministro en varias ocasiones y supo “aguantar” los condicionamientos, por aquello de los “huevitos” del doctor Uribe, con una paciencia digna de Job, pero el de la Biblia.
Habría que decir, en honor a la verdad, que el presidente Juan Manuel le ha dado un viraje sustancial al accionar presidencial, que se puede ver con el nombramiento en algunos ministerios con unas hojas de vida intachables y un conocimiento profundo de los temas de sus respectivas carteras. Por ejemplo, el señor Ministro de Agricultura, que entre otras cosas ha destapado más de una olla podrida que dejaron los ministros estrellas del doctor Uribe, en ese ramo.
El otro aspecto, para sorpresa de propios y extraños se refiere al restablecimiento de las relaciones diplomáticas con unos presidentes tan difíciles como Chávez y Correa.
Algunos dirán que este es el mar superficial, porque el profundo sigue igual. Puede ser posible, pero hay que abonarle al presidente Santos que ha cambiado de estilo y eso ya es un alivio o una ganancia frente a tantas malas noticias que debemos soportar diariamente.
A raíz de la Fundación “craneada” por el presidente Uribe para defender a sus fieles subalternos, fue invitado a RCN por Pachito Santos y de inmediato Daniel Samper, hijo, envió por celular la siguiente nota: “Al fin Pachito Santos le está revolviendo humor a sus programas”. Ni más ni menos. Porque cuando Pachito le preguntó a Uribe si  él podía acogerse a los programas de asilo, de inmediato Uribe le respondió: “No hijito, usted no hizo nada de lo que pueda arrepentirse”. Claro, hubo sí, personajes como José Obdulio que realizó intrigas en algunas elecciones del vecino país de Venezuela, los directores del DAS, que no sólo interceptaron llamadas de tantos funcionarios sino que se inventaron historias macabras para enlodar a algunos políticos o miembros de algunos partidos de la oposición. Y hubo también Ministros que canjearon puestos por votos como en su momento le pudieron probar a Teodolindo y a Yidis Medina, sin que aparecieran en su momento las acusaciones para dichos funcionarios. Es a ellos a quienes el doctor Uribe quiere proteger porque sabe muy bien que detrás de esos funcionarios estaba el doctor Uribe untado con una material llamado teflón, del cual estaban hechos sus subalternos.
El doctor Uribe ha salido a decir a los cuatro vientos que en Colombia no hay garantía para el juzgamiento de sus funcionarios. La pregunta que le podríamos hacer sería: ¿Durante su gobierno sí había  garantías para la oposición?. No lo creemos, porque el término que utilizaba para los miembros de partidos de oposición era el de “traidores a la patria”.
Esperamos que ahora, sin el efecto teflón, es decir, con todo el poder que concentró el doctor Uribe, podamos conocer el verdadero arquitecto de tantas obras torcidas.