18 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cafeteros le pedirán a Santos la renovación de cultivos y créditos para atender la ola invernal

1 de diciembre de 2010
1 de diciembre de 2010

¿Qué le van a pedir hoy al Presidente Santos como gremio?
Fortalecer el acuerdo por la prosperidad y focalizarlo en la renovación, en la erradicación de la roya, en la fertilización, en el desarrollo rural, vías y vivienda. Que se revise la posibilidad de estructurar líneas de emergencia de crédito por la ola invernal. Ese es fundamentalmente el gran contenido.

Lo que sí es claro, es que después de un período tan prolongado de invierno hay que invertir en los cultivos, no sólo en la caficultura. A los cultivos hay que inyectarles recursos nuevos.

Los agricultores del país en general, y en particular los cafeteros, estamos solicitando a la banca y al Gobierno que estudien la posibilidad de otorgar líneas de crédito de largo plazo, para cultivos de mediano y tardío rendimiento que permitan recuperar la caficultura de los daños que va a producir este invierno tan prolongado.

¿Y en cuánto a las deudas de los cafeteros?
Los cafeteros están atendiendo oportunamente sus obligaciones. Atraviesan por dificultades y van a hacerlo por unas superiores. Lo que uno tiene que tener ahí es pulmón, que son las líneas de crédito de emergencia para la ola invernal.

Las lluvias mermaron la producción en 1 millón de sacos…
Colombia produce 11 millones de sacos en promedio. El año pasado retrocedió por efectos del invierno, a 7,8 millones de sacos. En este año vamos a avanzar a poco más de 9 millones. Pero sin duda alguna, el invierno ha causado y sigue causando estragos. Deberíamos estar produciendo algo más.

Ahí puede haber en término de cinco años, un millón de sacos anuales involucrados. Es difícil calcularlo dependiendo del estado del cultivo. Lo importante es tener la certeza. Cuando escampe, Colombia cafetera debe estar renovada, joven, fertilizada y en capacidad de aumentar su producción promedio por encima de los 11 millones de sacos.

De continuar el invierno, ¿habrá dificultades para el sector?
Sin duda alguna, porque la cosecha del segundo semestre depende en gran medida de un clima normal entre enero y marzo. Con dos o tres semanas de buen sol, las floraciones se dan y tendríamos una cosecha normal el año entrante. Pero si sigue lloviendo con intensidad y severidad, no sólo las cosechas de café estarán afectadas.

¿Qué pasó con el roce que existió con Asoexport?
Realmente en este momento estamos centrados en la protección de la producción de Colombia y en ayudar a crear condiciones para que los cafeteros puedan atravesar tiempos tan difíciles. Allí no hay mayores controversias.

¿Los recursos del ministerio de Agricultura darán abasto ante la situación invernal?
Celebramos que parte del endeudamiento que está solicitando el Gobierno, primero, vaya a la ayuda humanitaria para quienes lo perdieron todo. Segundo, vale la pena destacar que vaya destinado recursos para rescatar el campo nacional. Colombia sin producción agrícola y rural, retrocede a épocas que nadie quiere ver.

¿El sector ya empieza a sentir algunos alivios con el dólar?
Celebramos las medidas del Gobierno, de las autoridades monetarias y los efectos que otras economías hayan producido para un repunte en las tasas de cambio. Eso alivia un poco las preocupaciones. Sin embargo pensamos que para el control de los capitales golondrina hay que insistir en una regla fiscal.

Son factores que inciden en la tasa de cambio y el país no puede olvidarse que por fortuna va a tener una época de explotación de recursos naturales no renovables. Sin duda, tienen que vacunarse contra la enfermedad holandesa.

La opinión
Jorge Humberto Botero
Presidente de Asoexport

"Es prudente, como se ha hecho en otras ocasiones, que Finagro provea recursos de financiamiento a través de la banca privada para dar alivio a los caficultores".